Los blockbusters de este verano, las películas que normalmente son las apuestas más fuertes de las casas cinematográficas, llegan respaldados por películas que hace más de 20 años fueron un éxito en taquilla y hasta se convirtieron en clásicos: Jurassic World y Mad Max: Fury Road; y este fin de semana se estrena la esperada -con un poco de escepticismo- Terminator: Génesis.

Antes, hay que regresar a 1984, cuando la primera cinta vio la luz con el título de The Terminator, convirtiéndose en un éxito en taquilla, pero, sobretodo dio a James Camero el reconocimiento que llevaba buscando por muchos años y logrando una película al estilo noir, pero que finalmente evolucionaría a un clásico y a un referente en el mundo cinematográfico.

La crítica la recibió con buenos comentarios, se hizo de una base de fans grande y consolidada, así como la revolución que implicaron los efectos especiales y los diseños de los cyborgs, qué, si consideramos la tecnología de la época, es bastante impresionante ver a un robot asesino.

Uno de los aciertos de The Terminator y Terminator 2: The Judgment Day, fueron las actuaciones de Arnold Schwarzenegger, en su primer gran papel, y como el actor lo dijo en conferencia de prensa “muchas veces me dijeron que iba a ser imposible, por que no tenía acento norteamericano, pero James Cameron me dio la oportunidad precisamente por eso, por que hablaba como robot y siempre voy a estar agradecido por poder interpretar este papel”. Y bueno qué decir de Linda Hamilton, que evolucionó de ser una camarera sin preocupaciones, a una mujer al borde de la locura, y ¿quién no acabaría así después de varios intentos de matarla?

terminator

Terminator: Génesis se estrena mañana en nuestro país y realmente la vara estaba muy alta, por la historia, por las actuaciones y por el clásico en el que se convirtió. Entonces ¿qué podemos esperar de esta nueva película?: una historia que remite a la de 1984 con guiños a escenas, diálogos e incluso el inicio de la primera, pero, que al final los escritores quisieron darle un giro para re-plantear la historia, introducir a las nuevas generaciones a los personajes ya conocidos (aunque con nuevos rostros) y por supuesto abrir la posibilidad de nuevas cintas; aunque esto no significa que sea todo bueno.

La primera escena que podemos ver es  a la resistencia luchando contra los robots, aquí se entiende que Skynet ha tomado el control y que el Día del Juicio está cerca. Vencen a las máquinas y vemos a John Connor (Jason Clarke) dando su diálogo inspirador como buen líder de la resistencia, solo para enterarse que un Terminator ha sido enviado para matar a su madre, Sarah Connor (Emilia Clarke), por esto deciden enviar al Sargento Kyle Resse (Jai Courtney) para que la cuide. Hasta aquí es todo parecido a la de 1984, excepto cuando vemos que John Connor es atacado por Skynet y Resse ve como la línea temporal cambia mientras viaja al pasado. Sí, un poco confuso.

TERMINATOR GENISYS

Después vemos la increíble escena de la lucha del Terminator joven con el ahora envejecido T-300, la llegada de Resse al callejón solo para ser atacado por un T-1000, los cuales son de metal líquido y pueden cambiar a cualquier tipo de forma. Es aquí donde comienzan los cambios en el guión, pues el sargento es rescatado por Sarah Connor que está completamente consciente de quién es él, qué hace ahí y que lo necesita para poder salvaguardar el futuro.

TERMINATOR GENISYS

La sorpresa llega cuando sabemos que el Terminator ahora viejo, salvó a Sarah Connor de niña de un ataque, por lo que han desarrollado una especie de relación padre-hija, que en momentos llega a ser graciosa y en otros nos gustaría ver al T-100 malvado de la primera.

static1.squarespace

No vamos a decirles spoilers, ni a relatar toda la cinta, sin embargo es importante mencionar que hay muchos viajes en el tiempo, que la amenaza principal es una app desarrollada por Synet llamada Genysis (muy acorde a los sistemas operativos que utilizamos en la actualidad y que prácticamente gobiernan nuestras vidas) y es esta la que deben destruir Sarah, Kyle y “Pops” . Esto es lo que hace diferente a la cinta y lo que nos permitiría tener un acercamiento a la problemática de las “máquinas inteligentes”, pues vivimos en una era donde dependemos en su totalidad de la tecnología.

TERMINATOR GENISYS

Y no sólo lo pensamos nosotros, también Schwarzenegger

En 1984 pensaban que todo sería una fantasía que las máquinas tomaran el control. Pero vean lo que ha pasado hasta ahora, ya no es ciencia ficción, es la realidad, las máquinas poco a poco manejan nuestras vidas, no puedo creer que en un juego de ajedrez  en el iPad me gané la computadora..aún en nivel intermedio. Es mucho más cerca a lo que hemos visto en Terminator, pues tienen la capacidad de comunicarse entre ellas, hay tecnología inteligente.

Tal vez nos relacionemos con esta parte, pero ésta surge después de analizar un rato la película y de ser conscientes de nuestra realidad.

TERMINATOR GENISYS

Por desgracia a la película está llena de algunos momentos que nos hacen cuestionarnos si este “reboot/remake” agradará a todos y más que nada a los fans. Hay muchos diálogos sobre tecnología que solo logran confundir más al espectador, el personaje de Kyle Resse está relegado a un segundo plano (pero la actuación de Jai Courtney no decepciona), Emilia Clarke como Sarah Connor es buena, pero nos falta verla más ruda y preocupada por su vida, que por la de Pops, y  J.K. Simmons lo vemos no más de 10 minutos, pero su actuación es refrescante para la cinta. Y Schwarzenegger, bueno, él siempre será el Terminator y esto fue lo que nos platicó acerca de la película:

Arnold Schwarzenegger – Terminator Génesis – Entrevista para Sopitas.com from SopitasTV on Vimeo.

Las secuencias de acción están perfectamente bien logradas, gracias a la dirección de Alan Taylor y la cinta es entretenida, pero no esperen salir con la emoción como cuando vieron por primera vez Terminator y lo único que repetían era “I’ll be back”.

TERMINATOR GENISYS