El brote del Coronavirus en China ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias mundiales incluida la OMS, y tal vez este sea un buen momento para ponerse al día con el esquema de vacunación.

Hasta ahora se sabe que el virus se puede transmitir de persona en persona y ya se han detectado pacientes en Tailandia, Corea del Sur y Japón con síntomas parecidos a la neumonía.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades los coronavirus son comunes en todo el mundo y se trata de una extensa familia de virus, causantes de diversas enfermedades que van desde el resfriado común y corriente, hasta un Síndrome Respiratorio Agudo Severo.

En el caso de China, se habla de un nuevo brote identificado como 2019-nCoV, el cuál ha afectado a 200 personas poniendo en alerta la OMS, que ha emitido una serie de medidas preventivas en todos los niveles para poder actuar rápidamente en caso hipotético de que se expanda a otras regiones.

Se cree que el nuevo coronavirus, provino de una pescadería en Wiuhan donde se reportó el primer caso, sin embargo, no es por espantarlos, pero el número de contagios se ha multiplicado rápidamente.

El viernes pasado, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC), informó que una mujer china que ingresó al país vía aérea, presentó fiebres, problemas respiratorios y finalmente dio positivo en la prueba del virus. Lo mismo sucedió en Tailandia, luego de la visita de una ciudadana china, en tanto que Japón, confirmó el primer caso el sábado por la noche.

A pesar de que la OMS, no ha emitido hasta el momento  restricciones de viaje hacia los países afectados, mientras China, mantiene en vigilancia a otras 700 personas que estuvieron en contacto con los pacientes, además de que  antepondrá la salud a las  festividades del año nuevo chino que comienzan la semana que viene.

De este lado del charco, autoridades estadounidenses han anunciaron medidas similares en los aeropuertos de San Francisco, Los Ángeles y Nueva York.

El coronavirus, debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo que está conformado por toda una familia de virus susceptibles a animales y humanos y entre sus sintomas están la tos, fiebre, dificultad para respirar, neumonía y dolor en los músculos.

Aunque toda vía no se sabe bien a bien, de dónde proviene, el Centro MRC para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas del Imperial College de Londres en  Reino Unido así como la OMS, se han coordinado con las autoridades sanitarias asiáticas para tener una respuesta y un campo de acción lo más rápido posible.