Don Roberto Agustín Trujillo llega el día de hoy al medio siglo de vida. Son muchos años de existencia y gran parte de ellos los ha dedicado pulsar las frecuencias graves del bajo, instrumento de su predilección.

Hoy en día lo ubicamos en las filas de Metallica, a donde llegó luego pasar por una audición y competir con algunos nombres reconocidos de la escena pesada. La trayectoria de Robert abarca varios géneros y estilos de los cuales queremos dar cuenta hoy en su cumpleaños 50.

En primera instancia lo conocimos formando parte de Suicidal Tendencies, la legendaria banda de Hardcore/Thrash avecindada en California. Trujillo llegó a la banda para darle estabilidad luego de una serie de cambios en el departamento de bajistas y con él tendrían su periodo máximo de popularidad.

A la par de Suicidal Tendencies, Robert también formó parte de un proyecto alterno de algunos integrantes. Infectious Grooves con quienes dio muestras de gran destreza al funkear como los mejores del género. Divertidísimo proyecto que si no lo conocen, ahora mismo pueden hacerlo y asombrarse con las proezas de Trujillo. Por cierto se reunió el año pasado con esta banda durante el Orion Fest.

Luego de separarse de Suicidal y los Infectious, Robert agarró chamba ni más ni menos que con Ozzy Osbourne para su banda solista luego de que Geezer Butler, compañero de Ozzy en Black Sabbath, dejara la banda para formar su propia banda GZR; éste fue reemplazado por el aún bajista de Alice In Chains, Mike Inez, hasta la llegada de Trujillo, quien complementaría la base rítmica con Mike Bordin, baterista de Faith No More.

Mike y Robert también se irían de gira con Jerry Cantrell, entonces ex guitarrista de Alice In Chains, tras el lanzamiento de su segundo álbum solista, Degradation Trip.

Por estas mismas fechas Robert formó el grupo experimental Mass Mental, junto al locazo Benji Webbe de la mítica banda Skindred. El grupo sólo lanzó un álbum exclusivamente en Japón, pero hace poco se reunieron para hacer un show junto a Tenacious D y unas cuantas fechas más. Le encontramos bastantes similitudes con Infectious Grooves pero un poco más “sicotizados”.

Después de tocar en el Ozzfest de 2002, Robert se fue un par de semanas a tocar con la banda del guitarrista Zakk Wylde, Black Label Society, en las cuales dice que sólo se pudo bañar 3 veces en dos semanas y tuvo que dormir en el camión del equipo de sonido. Pasó del lujo con Ozzy a la dureza de las giras con Zakk Wylde. En eso estaba cuando supo que Metallica estaba audicionando bajistas así que decidió presentarse e intentarlo. Robert conoció a los miembros de Metallica cuando Suicidal Tendencies estuvo abriendo sus conciertos en 1993 y se hizo amigo de ellos. Robert sobresalió entre Pepper Keenan (amigo de James Hetfield y guitarrista de Corrosion of Conformity y Down), Scott Reeder de Kyuss Twiggy Ramirez de Marilyn Manson entre otros. En palabras de Hetfield, la llegada de Trujillo los hizo “tocar mejor” y el bajista, siendo fan, estaba listo para volver a retomar la vena pesada y sobre todo rápida del grupo. Kirk Hammett apunta que hasta entonces nadie había tocado con tanta precisión “Whiplash” desde que la tocaba el fallecido Cliff Burton. Por supuesto, con un millón de dólares como “avance” para unirse al grupo, seguro era imposible decir que no.

La destreza de Trujillo le viene por inspiración de su máximo héroe, Jaco Pastorius, el estrafalario e innovador bajista, quien para Robert representó lo que para muchos guitarristas representa Jimi Hendrix o Eddie Van Halen. Bajo esta influencia fue que a los 19 años se enroló en una escuela de Jazz buscando ser un destacado músico de sesión. Hoy sabemos que los caminos del Heavy Metal lo desviaron de su empresa pero no lo alejaron del éxito. Actualmente Robert está preparando el lanzamiento mundial de un documental que produjo sobre su ídolo. La película lleva por título Jaco y está programada para estrenarse en Noviembre de este año, junto con un álbum de material inédito llamado Modern American Music . . . Period! The Criteria Session.

FB: IvanNieblas