Esta noticia seguro le interesa a los contribuyentes. Y es que esos días en los que debían aguardar por su factura electrónica durante semanas o con un montón de “peros” llegarán a su fin. ¿Y eso? El SAT (Servicio de Administración Tributaria) y la Asociación de Bancos de México (ABM) presentaron la facturación instantánea —ojo, sólo aplicará mediante el pago con tarjetas de crédito y debito en los comercios que acepten esta modalidad.

A partir del primer cuatrimestre de 2020 —pónganle, abril—, los comercios podrán expedir las facturas de manera inmediata. En su primera etapa, este mecanismo será voluntario. Es decir, cada contribuyente decidirá si genera su factura o no al momento de pagar.

El único requisito para hacerlo, es contar con su RFC (Registro Federal del Contribuyente) e ingresarlo en la Terminal del Punto de Venta.

SAT-facturación-instantanea-2020

Foto: Cuartoscuro.

Facturas instantáneas

“El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) se asociará con la tarjeta bancaria para integrar el proceso de pago con el de facturación, logrando que los contribuyentes obtengan una factura fácil sin que esto represente una carga administrativa y económica”, se lee en el comunicado del SAT.

¿Qué más? Según el SAT, los contribuyentes contarán con la certeza de la emisión de las facturas —sólo con la lectura del código QR que se imprime en el comprobante— y lo mejor de todo, no tendrán que dar datos adicionales para obtener la factura de manera instantánea.

SAT-Facturas-instántaneas-tarjetas-2020

Foto: Cuartoscuro.

El objetivo —obvio— es agilizar el proceso en la emisión de las facturas y, de paso, evitar uno que otro disgusto entre los contribuyentes y los comerciantes.

Por cierto, este mecanismo será opcional tanto para los contribuyentes como los bancos. Y, abusados, porque de acuerdo con Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, este sistema no se aplicará junto con la plataforma de cobros digitales (CoDi), por el momento… Así que con este nuevo sistema, el SAT nos espera en 2020.