Durante la pasada jornada de la Bundesliga, la gente fue testigo (y nosotros también) de una acción llena de fantasía y magia pero también con algo de irresponsabilidad, si lo quieren ver así.

En el duelo entre el Hoffenheim y el Werder Bremen, el jugador brasileño Roberto Firmino

anotó un gol que pocas veces se ve a nivel profesional. Después de un gran pase de un compañero, el delantero solo tuvo que recortar al guardameta rival y solo debía “soplarle” a la pelota para que entrara.

Sin embargo, como buen brasileño, lo vio tan fácil que decidió ponerle algo de dificultad.

Mientras muchos se hubiera metido a la portería caminando, o simplemente hubieran empujado la bola, Roberto Firmino sacó una estilo Ronaldinho. Pero antes de que vean lo que hizo, les preguntaremos: ¿se atreverían a meter un gol sin ver la portería?

Chequen nomás:

¿Qué tal?

Si intento eso seguramente me rompo la rodilla o mando la pelota al poste, así que a la segura…