Utilizando las clásicas maniobras de la política mexicana —empresas fantasmas, adjudicaciones directas y manejos irregulares—, se destapó una nueva movida truculenta en los gastos gubernamentales de nuestro país. La organización Mexicanos Contra la Corrupción (MCCI) reveló que SEGALMEX otorgó casi 800 millones de pesos a empresas señaladas como fantasma.

Nomás para recordar, SEGALMEX es el acrónimo de Seguridad Alimentaria Mexicana, un organismo que forma parte de la Secretaría de Agricultura… y son los encargados de programas como DICONSA, LICONSA y precios de garantía en las cosechas de granos.

segalmex-liconsa-diconsa-asf-acredito-mil-millones-pesos-02
Foto: Segalmex

Pero bueno, al interior de esa empresa del gobierno mexicano fue que se destapó una movida truculenta.

La investigación de Mexicanos Contra la Corrupción (MCCI) reveló adjudicaciones directas de casi 800 millones de pesos a seis compañías señaladas como empresas fantasma. Curiosamente, antes de estos acuerdos, ninguna había tenido contratos con el gobierno en su historia.

El contrato más costoso involucra 342 millones de pesos en costales.

segalmex-liconsa-diconsa-asf-acredito-mil-millones-pesos
Foto: Segalmex

También hay pagos por tarimas de madera de 231 millones de pesos, 94 millones en bolsas de invernadero, 65 millones de pesos en lonas blancas y 13 millones más en cubrebocas.

Las empresas fantasma

Las seis empresas señaladas se relacionan entre sí por una serie de domicilios repetidos, comparten correos electrónicos, teléfonos y en más de un caso comparten una historia que hemos visto en más de una ocasión: accionistas que nada tienen que ver con la empresa.

En este caso, Mexicanos Contra la Corrupción (MCCI) encontró los nombres de dos jóvenes —uno en Tlalnepantla y otra en Cuajimalpa— que estaban registrados en la empresa. Ni enterados. 

También revisaron un edificio “casi abandonado” que según albergaba las oficinas de dos empresas beneficiadas por los contratos de SEGALMEX en este sexenio. 

Foto: lopezobrador.org.mx

Hablando de este sexenio, un punto importante de la investigación:

Estos casi 800 millones de pesos que se dieron en adjudicaciones directas fueron durante la gestión de René Gavira Segreste, el anterior director de Finanzas en SEGALMEX, que salió del puesto en 2020 acusado de corrupción.

Ninguno de los responsables y señalados ha comentado al respecto. 

La investigación completa de MCCI la pueden leer ACÁ acompañada de entrevistas, revisiones a contratos y por supuesto, las visitas a los lugares que supuestamente albergarían estas empresas fantasma. 

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook