Los que en temporada decembrina quieran ver a un afable hombre de pelo cano dando besos y abrazos pueden ir al Zócalo o al Monumento a la Revolución: en el primer sitio va a estar AMLO, en el segundo, Santa Claus, ya que toda la celebración navideña que año con año se realiza en la Plaza de la Constitución ahora pasará al Monumento a la Revolución.

Debido a que se piensa festejar en grande la llegada de la cuarta transformación al gobierno de la CDMX, la próxima jefa capitalina anunció que su toma de protesta será engalanada con un festival musical… en el que habrá puro elenco femenino. ¿Por? Pues quién sabe, pero las agrupaciones masculinas están descartadas.

Claudia Sheibaum, la elegida de Morena para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México

Foto: Facebook

En fin, pero lo anterior –aunque curioso– no ocupa la atención de los medios, sino el hecho de que, ya que el mentado festival se realizará el próximo 16 de diciembre en la Plaza de la Constitución y que éste se sumará a otras actividades relacionadas con las “celebraciones” que se llevarán a cabo con motivo de la llegada de AMLO a la presidencia… pues la tradicional pista de hielo tendrá que cambiar de sede.

De acuerdo con Excelsior, Claudia Sheinbaum detalló que la pista de hielo que cada año se instala en la Plaza de la Constitución, ahora será ubicada en el Monumento a la Revolución, así, el Zócalo capitalino quedará libre para las referidas actividades musicales.

Y ya… pero en otra información relacionada con la futura jefa del gobierno capitalino, la Secretaría del Medio Ambiente aseguró que no hubo irregularidades en la verificación del automóvil de Claudia Sheinbaum. ¿Qué? Ah sí, esto luego que la de Morena aseguró que fue víctima de corrupción en un verificentro.

“Dicho vehículo (un Chevrolet Aveo, 2013) fue ingresado por una persona del sexo masculino y como resultado del proceso de verificación obtuvo un holograma tipo Uno al registrar 343 ppm de óxidos de nitrógeno, cuando el límite es de 250 ppm”, decía la Secretaría de Medio Ambiente.  “Luego tuvo un segundo ingreso, el 17 de agosto… y como resultado del proceso de verificación el auto nuevamente obtuvo el holograma tipo Uno ya que en esta ocasión registró 623 ppm de óxidos de nitrógeno”, aclaraban.

La Sedema indicó que, entonces, no se detectó ninguna irregularidad en las pruebas, como acusó Sheinbaum. Además, la denuncia se realizó dos meses después de que se hizo la verificación.