A menos de 48 horas del tiroteo reportado en Gilroy, California, se reporta otro caso… lamentablemente, también con saldo rojo. Esta vez ocurrió en Mississippi, Estados Unidos, al interior de un Walmart.

De acuerdo con Univisión, los primeros reportes indican que el tiroteo ocurrió en una sucursal de Walmart ubicada en Southaven, condado de DeSoto. Por el momento se desconoce cuál fue el motivo que originó la agresión. Lo único que se sabe es que el presunto responsable del tiroteo y un oficial resultaron heridos.

El hecho ocurrió alrededor de las 6:40 am, hora local. Al momento de acudir las autoridades al llamado de emergencia, dos empleados del establecimiento ya se encontraban muertos: uno dentro del Walmart, otro en el estacionamiento, según indica Fox 13.

A reserva de que la información sea confirmada, se indica que el agresor se trata de un exempleado del Walmart. Éste se enfrentó a disparos con un policía, el cual tuvo que ser llevado a un hospital debido a que fue alcanzado por una bala. Según se indica, el oficial salvó la vida gracias a que portaba chaleco antibalas.

Por su parte, el presunto responsable del tiroteo también resultó herido… de igual forma, fue trasladado a un nosocomio para recibir la atención médica correspondiente. Ya después sabremos si las autoridades emprenden acciones en su contra. Se desconoce su estado de salud.

 

De acuerdo con un testigo que iba a visitar a su primo que trabaja en el Walmart, eran las 6:30 cuando comenzaron las detonaciones. De jalón, se habrían hecho al menos una docena de disparos. “Cuando los policías corrieron hace el Walmart, se escucharon más disparos. Después de eso, se detuvieron”.

El testimonio recogido por TIME comentó que su primo le dijo que una de las víctimas era un empleado y que el agresor era un extrabajador. De acuerdo con los medios estadounidenses, Walmart no respondió a las solicitudes de información.