Por considerarlo como material “susceptible de afectar el honor y buen nombre de las personas”, la Procuraduría General de la República (PGR) ha clasificado el video de la diligencia de Tomás Zerón en el río San Juan, en Cocula, como material reservado.

La dependencia señala en su respuesta — de cinco cuartillas— que esta decisión tiene el fin de proteger datos personales

, como limitante del derecho a la información, y por eso se mantendrán confidenciales todos los datos que pudieran afectar la intimidad de una persona identificada.

El caso es que no queda claro a quién están protegiendo, si a Agustín Reyes, el detenido que acompañó a Zerón en su recorrido por el río — lo que no tendría sentido ya que la misma PGR había difundido su identidad— o a alguien más.

La dependencia agrega que habría un “daño probable”, si al identificar a los funcionarios, personas con “pretensiones delictivas pudieran promover algún vínculo con dicho personal que se traduciría en un detrimento al combate al crimen organizado”.

Hay que recordar que antes de concluir su mandato, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) evidenció este video de la visita de Tomás Zerón al río San Juan —que no fue registrada en el expediente— el 28 de octubre de 2014. Es decir, un día antes del hallazgo de una bolsa de plástico con restos humanos que correspondieron a uno de los estudiantes.

***VÍA ANIMAL POLÍTICO