¡Se pasan, Nico! Este jueves, 28 de marzo, la aerolínea de bajo costo islandesa WOW Air se declaró repentinamente en bancarrota. La cosa es que no solo es un tragedia financiera, pues nuestros vikingos voladores tuvieron la puntada de cancelar todos sus vuelos —sin previo aviso— y dejar a casi 10 mil pasajeros aventados.

 Si entras a su página de internet, te reciben con un sorprendente mensaje —eso sí, lleno de alegres colores— en donde te intentan explicar lo sucedido: “WOW Air acaba de terminar todas sus operaciones (…) todos nuestros vuelos han sido cancelados”. La aerolínea le ofreció a todos sus clientes que quisieran regresar a sus casas que buscaran vuelos con alguna otra aerolínea.“Tal vez tengan descuentos”, menciona el comunicado.

De acuerdo a la BBC, cerca de 10 mil pasajeros quedaron abandonados por la compañía que llevaba meses tratando de buscar un comprador.

“Ya intentamos marcarles, escribirles, tuitearles, mandarles mail y no hemos tenido ninguna respuesta”, cuenta Jackie Lafferty, una enfermera de 29 años que vive en Filadelfia pero ahora esta atorada al final de sus vacaciones en Islandia. “Estamos muy muy estresados y sorprendidos”.

En Twitter y redes sociales hay cientos de casos más, como la pareja a la que le cancelaron su regreso de la luna de miel o la mujer que pagó todo su vuelo por Europa y ahora no le quieren regresar su dinero.

Las autoridades de Islandia afirman que, para ayudar en el desastre, buscaran tarifas “de rescate” para todos los pasajeros atorados.