Y en la imagen del día…

No sólo en México se nos da eso de romper Records Guinnes sobre las cosas más extrañas.

No sólo en México se nos da eso de romper Records Guinnes sobre las cosas más extrañas. Los rumanos tuvieron la ocurrencia de elaborar el vestido de novia con ‘la cola’ más larga del mundo: 1.85 kilómetros de largo.

El vestido fue portado por Ema Dumitrescu, modelo de 17 años de edad.

Una vez que Guinness certificó la obtención del récord, la señorita Dumitresco subió a un globo aerostático para celebrar el triunfo y mostrar la inmensidad de su cola mientras flotaba por el centro de Bucarest.

 

Así, los rumanos le quitaron el récord a un diseñador holandés, lo cual fue tomado como una celebración nacional después de que Holanda mantuviera su veto a la supresión de los controles fronterizos con Rumanía, por considerar que no hacen esfuerzos suficientes para luchar contra la corrupción y el crimen organizado.

 

El vestido se realizó en 100 días y tuvo un costo de casi 8,000 dólares. ¡En la lagunilla les hubiera salido más bara!

A ver si Ebrard no lee esto y se le ocurre hacer un vestido similar cuya cola le de vueltas al Zócalo o atraviese toda la avenida de los Insurgentes.

*** Video vía Telegraph