El Mundial es uno de esos eventos que a los fanáticos del futbol nos gustaría que fueran eternos, pero como no es así, esperamos con ansias la llegada del torneo cada cuatro largos años y quizá por ello algunos seguidores que viajaron a Rusia aún no han regresado a sus países.

La Final del Mundial de Rusia se jugó en julio, es decir, han pasado casi ocho meses desde que terminó la Copa del Mundo y aún siguen en el país cerca de cinco mil 500 personas, quienes serán deportadas.

Esto fue compartido a la BBC por Evgeni Yastrebov, consultor en asuntos de inmigración del Comité de Asistencia Cívica, institución que trabaja con refugiados en Rusia.

¿Hay mexicanos?

Getty Images

Yastrebov informó que entre estas cinco mil 500 personas hay varias nacionalidades, pero que la mayoría son originarios de Nigeria, Bangladesh, Camerún, Sudán, Pakistán y Yemen, quienes no cuentan con recursos para regresar a su país.

Todos estos aficionados arribaron a Rusia con su Fan ID, un documento que permitía el ingreso a Rusia sin necesidad de visa, pero obviamente el Fan ID ya caducó desde hace un buen rato y permanecen en Rusia de manera ilegal.

La intención de estos seguidores era quedarse en Rusia, conseguir un trabajo informar y obtener el asilo, sin embargo, la mayor parte de estas personas no hablan ruso, lo que complicó sus objetivos y ahora sufren con el crudo invierno.

Getty Images

Ante esta situación, las más de cinco mil personas serán deportadas en el transcurso de este mes.

Después del Mundial, más de 12 mil aficionados se quedaron en Rusia después de que venciera su Fan ID, aunque casi la mitad pudo salir de Rusia gracias a que recibieron dinero por parte de sus familiares o encontraron trabajo informal con el que pudieron obtener recursos y salir del país.

https://instagram.com/sopitasdeportes