América remontó, pero después le remontaron en sólo ocho minutos y dejó escapar la Campeones Cup, la copa que reúne al monarca de la MLS y al Campeón de Campeones de la Liga MX. El conjunto azulcrema no supo cómo manejar su ventaja y finalmente cayó 3-2 con un hombre menos y pese a que el portero Óscar Jiménez atajó un penal en el primer tiempo.

El campeón de la MLS abrió la cuenta en los primeros instantes del juego, gracias a Emerson Hyndman, quien encontró espacio por el centro del área, donde se encontró frente a Óscar Jiménez, a quien venció sin problemas.

América encontró el empate en un desborde de Roger Martínez por el costado izquierdo y al llegar a la línea de meta sacó el centro retrasado a segundo poste, donde apareció Renato Ibarra, quien firmó de primera para el 1-1.

Si las Águilas no se fueron al descanso en desventaja fue gracias a Jiménez, quien le atajó a Josef Martínez un penal al estilo de Alan Pulido, con brinquito y tiro suave a la derecha, a donde se lanzó el arquero y ahí encontró el esférico.

 

Para el complemento, el Ame le dio vuelta al marcador en un tiro de esquina, en el que la defensa del Atlanta le permitió un doble remata a Roger Martínez a los 57 minutos, pero al Águila no le duró mucho el gusto.

Aún se encontraban festejando cuando los estadounidenses encontraron el empate con un bombazo fuera del área de Jeff Larentowicz que dejó sin movimiento al arquero azulcrema a los 59 minutos.

Pero las cosas se le pudieron más gachas al Ame porque Guigo Rodríguez cometió un penal iluso, el cual se encargó de ejecutar de nueva cuenta Josef Martínez, quien esta vez se dejó de brinquitos y le pegó al balón como se debe, fuerte y un costado, de modo que esta vez Jiménez no pudo hacer nada al 65’.

El pilón lo puso Bruno Valdez, quien al 72’ se ganó su segunda amarilla al detener a Josef con una falta que mereció su segunda amonestación y con ello se fue a las regaderas.

Esta fue la segunda edición de la Campeones Cup. El año pasado la jugaron Tigres y Toronto, y el conjunto mexicano se impuso, por lo que mexicanos y estadounidenses se encuentran empatados en el historial.