Tigres eliminó a Santos de la Concachampions y la afición no se aguantó. Al término del partido, Nahuel Guzmán recibió un botellazo cuando se dirigía a los vestidores.

El portero caminaba directo al túnel cuando recibió un botellazo directo a la cabeza. Segundos antes había sido bañado en cerveza. Después del incidente, el ‘Patón‘ se quedó parado recriminando a la afición el hecho, junto al personal de seguridad del estadio.

Cuando el video del botellazo se hizo viral en redes sociales, Nahuel Guzmán aseguró que no fue un incidente entre ambas partes. Más bien fue una agresión directa por parte de los seguidores de Santos.

El argentino fue claro al decir que todo pudo ser peor. Si el objeto que le lanzaron hubiera sido otro, se habría dado un accidente mayor y sin ningún sentido.

Tigres se convirtió en el primer finalista de la Concachampions. Perdió en Torreón por 3-2, pero el marcador global fue de 5-3. Ahora esperará al vencedor de la llave entre Sporting Kansas City y Rayados de Monterrey, esperando que se concrete la final regia en el torneo continental.

http://instagram.com/sopitasdeportes