Getty Images

El video con el que Cavani promueve el ballet para niños en Uruguay

El delantero uruguayo llegó a la capital de Francia para enrolarse al PSG en 2013 y después de siete años, el uruguayo dejó al club, pero una parte de París se va con él, a través del arte, específicamente con el ballet.

El delantero uruguayo se encuentra en su país a la espera de firmar algún contrato y mientras eso sucede, el delantero se unió a una campaña para promover el ballet en Uruguay en una escuela de arte.

El video con el cual Cavani invita a niños a practicar ballet en Uruguay

Getty Images

El futbolista recibió la invitación por parte de la Escuela Nacional de Formación Artística (ENFAS), la cual cumple 45 años. Tiene 500 alumnos en todo el país, pero específicamente en Montevideo, son 160, de los cuales 148 son mujeres y sólo 12 hombres.

Los antecedentes indican que tal vez ninguno de los esos 12 varones se gradúen como bailarines, ya que suelen abandonar la actividad por presiones relacionadas con etiquetas machistas, las cuales señalan al ballet como una actividad exclusiva para niñas, por lo que la escuela acudió a Cavani para dar un golpe a esa barrera.

¿Por qué Cavani?

Paulo Aguiar, director artístico de la ENFAS, indicó que el físico ideal de un bailarín debe contar con cuello, brazos y piernas largas, elasticidad, musculatura bien definida, espalda relativamente ancha y cadera delgada. La descripción tal cual del físico de Cavani.

“Cavani, físicamente es un bailarín más. Como muchos deportistas, tiene algo que podríamos definir como elegancia”, dijo Aguiar, de acuerdo con El País de Uruguay.

El video con el cual Cavani invita a niños a practicar ballet en Uruguay

Getty Images

Los testimonios de los directores de la escuela aseguran que el futbolista de adaptó de buena manera y gracias a su vida atlética, se adaptó rápido a los movimientos y saltos requeridos para el spot, a tal grado de compararlos con los movimientos que realiza en la cancha.

La carrera de ballet

La ENFAS, como cualquier otra escuela artística, sugiere que los niños comiencen a practicar a partir de los seis años y entre los 10 y 11 realicen una especie de examen de ingreso a la carrera como tal, la cual dura ocho años, aproximadamente.

Un bailarín egresado tiene la facultad de impartir clases y tener un sueldo que no es malo, al menos en Uruguay, pues va de entre 45 y 50 mil pesos uruguayos (eso es entre 22 y 25 mil pesos mexicanos), a los cuales acceden pocos hombres, en gran parte por miedo a los estereotipos.