Después del amargo sabor que dejó el Gran Premio de Imola, Checo Pérez recuperó terreno en Portugal a bordo del RB16B de Red Bull, al que llevó al cuarto puesto en una carrera de estrategia pura, de modo que el mexicano se reencontró con los puntos y sumó 12 unidades, las cuales son de mucha ayuda tanto a nivel personal en la clasificación de pilotos, como a nivel de equipo en la tabla de constructores.

Checo llegó a 22 puntos en la temporada para ubicarse entre los primeros cinco de la clasificación de pilotos, mientras que Red Bull sumó 30 unidades en el mundial de constructores, en el cual Mercedes se escapa con el triunfo de Hamilton y el tercer lugar de Bottas.

La dupla de Mercedes hizo 41 puntos, con los cuales ya suma 101 en las primeras tres carreras, mientras que Red Bull llegó a 82 y es segundo en los constructores.

¡Estrategia pura! Así le fue a Checo Pérez en el Gran Premio de Portugal
Getty Images

La de Portugal ha sido la mejor carrera de Checo desde que llegó a Red Bull, pues cumplió con las expectativas para la temporada en general al pelear los puestos del podio.

La largada de Checo Pérez

Checo largó desde el cuarto cajón, detrás de los Mercedes de Bottas y Hamilton, y al lado de Max Verstappen. El mexicano tuvo una arrancada lenta, de modo que Carlos Sainz lo mandó al quinto puesto antes de la primera curva.

Sin embargo, el Ferrari no tiene tanto ritmo de carrera, de modo que Checo recuperó la posición después de la bandera amarilla por el abandono de Kimi Raikkonen, aunque de inmediato Lando Norris se entrometió y volvió a mandar al mexicano al quinto lugar.

El adelantamiento a Norris

Desde la radio le comunicaron a Checo que Norris no iba a aguantar tanto en el cuarto puesto, de modo que la instrucción fue mantenerse cerca del británico a quien finalmente superó en el vigésimo giro sin grandes problemas.

Líder de carrera por 14 vueltas

Checo aprovechó la entrada a pits de Bottas, Hamilton y Verstappen para liderar la carrera desde el giro 38. Red Bull explotó la capacidad de Checo en el cuidado de los neumáticos, de modo que fue el último piloto en entrar a pits.

Fue hasta la vuelta 51 cuando Checo fue superado por Lewis Hamilton, quien fue recortando distancia en cada vuelta y finalmente el mexicano entró a pits en la vuelta 52. A su regreso a la pista, Checo regresó al cuarto sitio, tal y como espera Red Bull y con más de 10 vueltas para buscar la vuelta más rápida de la carrera.

Checo hizo coraje con Mazapin, quien lo obligó a bloquear antes de ser adelantado por Hamilton.

Sergio Ramírez es periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en Diario Estadio, La Razón de...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook