Especial

La manota al estilo Huiqui que no se marcó en el Cruz Azul-Santos de la Liga MX Femenil

El arbitraje mexicano ha bajado considerablemente su nivel, y no sólo se hace evidente esta crisis en la Liga MX, sino también en la Liga MX Femenil, en el que se escapó un penal tan descarado tras una manota como cuando Huiqui se hizo el muertito con Cruz Azul.

Precisamente el equipo cementero se encuentra envuelto en la polémica del osote en la Liga MX Femenil, durante el partido entre Cruz Azul y Santos, en el cual se cometió una mano flagrante por parte de la capitana cementera, Daniela Monroy, quien impidió el gol de Estela Gómez.

La jugada de la manota

La jugada surgió cerca de los 30 minutos, tras un centro al área para Gómez, quien provocó rebotes con la portera Karla Morales, quien fue superada, y cuando Estela se preparaba para empujar el balón, Monroy de plano fue con la mano de frente como si fuera arquera para detener el balón.

De inmediato las laguneras reclamaron fuerte a la silbante, Diana Pérez Borja, y a una de las abanderadas. Cabe recordar que en el torneo femenil no se utiliza el VAR, al menos para esta campaña.

Al ser una jugada manifiesta de gol, la silbante no sólo debió marcar penal, sino tenía que expulsar a la capitana del equipo cementero.

Otra jugada polémica

Otra jugada más dudosa surgió en la parte final del partido, tras un balón que la zaga celeste despejó en la línea de meta. Al final, el partido quedó en un empate sin goles, por lo que se repartieron puntos.