El explosivo duelo por el liderato de la Premier League se dio en el Etihad Stadium. El Manchester City recibió al Liverpool buscando acortar distancias en la punta del torneo. La victoria de 2-1 los deja a cuatro unidades.

Para sorpresa de muchos, el primero en tener la opción clara fue el Liverpool. Sadio Mané enfiló solo hacia el área, definió suave y el balón se estrelló en el poste derecho. En el rebote, John Stones parecía mandarlo al fondo de su propia portería pero el propio defensa alcanzó a despejar en la línea.

Seguía siendo un ida y vuelta cantado hasta que llegó Sergio Agüero. El argentino recibió el balón de derecha dentro del área y con la pierna zurda fusiló a primer poste para vencer a Alisson.

¡

En el segundo tiempo vimos a un Manchester City que esperaba el contragolpe para liquidar. Raro en un equipo de Pep Guardiola pero así salió a plantear el partido.

Por eso a los 64 minutos, Alexander-Arnold metió un centro por derecha, Robertson lo recentró de pierna zurda y Roberto Firmino apareció con el arco abierto para empujar con la cabeza. Los ‘Reds‘ lo igualaron y todavía quedaba un mundo de partido.

El mismo error cometió el Liverpool tras empatar. Los de Jürgen Klopp dejaron de llegar con la misma intensidad y nuevamente, les costó el gol.

Raheem Sterling recibió por derecha, enfiló hacia el centro y abrió a la izquierda para Leroy Sané. El alemán tomó el esférico por izquierda y antes de que le llegara la marca disparó con potencia. Su remate pegó en el poste izquierdo y se fue al fondo de las redes.Manc

El gol que liquidaba el marcador se quedó muy cerca. Bernardo Silva se metió al área tras un error, disparó y el arquero atajó con el cuerpo. En el rebote Raheem Sterling disparó de pierna derecha pero el remate se fue por un lado.

El triunfo aprieta más que nunca la Premier League. El Manchester City está ahora a cuatro unidades del Liverpool y aún faltan 17 partidos por jugar.