Después de causar risa en el Mundial de Basquetbol, Estados Unidos ahora inspira miedo de cara a los Juegos Olímpicos, pues las figuras de la NBA ya están levantado la mano para asistir a la justa veraniega en Tokio, para enmendar el fracaso en el torneo que se disputó en China.

Estados Unidos firmó su peor actuación en un Mundial al finalizar séptimo y las acusaciones cayeron sobre las 15 estrellas que se bajaron del barco a la mera hora, entre ellos James Harden y Kevin Love.

Después del fracaso, Steph Curry, el estandarte de los Golden State Warriors, fue el primero en levantar la mano para pedir un sitio en la selección y le hizo segunda su cómplice en los Warriors, Klay Thompson.

Getty Images

Ahora quien se apunta es James Harden, uno de los que se negó al Mundial y quien brilló la temporada pasada con los Houston Rockets, pero ahora se sube el barco rumbo a Tokio. “Es representar a Estados Unidos, es representar a este bello país”, comentó, de acuerdo con Marca.

Durante la presentación del nuevo plantel de los Lakers, LeBron James también fue cuestionado sobre su interés por los Juegos Olímpicos, sin embargo “The King” tomará un tiempo para pensarlo. “No lo sé. Me encantaría, porque no estoy contento con lo que pasó en el Mundial”.