El caso de Joao Maleck está cerca de conocer su desenlace, luego de siete meses del accidente automovilístico en el que fallecieron dos personas en junio de 2019 y las cosas no son favorables para el futbolista, quien enfrenta un proceso por homicidio culposo.

Los abogados de las víctimas cuentan con 50 evidencias, de las cuales deben ser elegidas entre las defensas de Joao Maleck y de las víctimas para presentarlas y discutirlas en el juicio.

Jesús López, abogado de María Fernanda Peña, madre de unas de las víctimas mortales, indicó que cuenta con dictámenes hechos con sensores de del automóvil que conducía Maleck, los cuales comprueban que el futbolista conducía a exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol, por lo que Joao podría pasar al menos 10 años en prisión.

Diana Robles, madre de Maleck, indicó que estos siete meses han sido la parte más complicada en la vida de su hijo y en múltiples conversaciones, él le ha manifestado que hubiera preferido morir en el accidente.

“Esto es un aprendizaje para él, me lo ha dicho y así lo vemos, como una desgracia. Él me ha dicho no en una ocasión, sino muchas veces, que antes de que le ocurriera este desafortunado accidente y la muerte de dos personas, hubiera preferido que fuera él”, comentó Robles a El Informador.

El propio jugador ya había manifestado esta idea ante los padres de las víctimas en una de las últimas audiencias.

Getty Images

Asimismo, Diana Robles lamentó los daños que ha provocado la situación en su familia, en especial en su hijo de nueve años, quien ha sido exhibido en su escuela.

También se refirió a los comentarios de las personas que han tachado a Maleck, a su familia y sus abogados de tratar salir del caso con impunidad.

“Espero que toda esa gente que se atrevió a decir que hemos incurrido en impunidad, tenga las pruebas, porque esas acusaciones son graves. Yo no voy a parar, porque es mi hijo al que están acusando”, argumentó.