La leyenda de Lance Armstrong se derrumbó por completo en enero de 2013, cuando confesó haberse dopado durante años. Los siete títulos que había conquistado en el Tour de France le fueron retirados, fue suspendido de por vida del ciclismo y perdió diversos contratos con patrocinadores.

Armstrong estaba destinado a la quiebra, sin embargo, el estadounidense

vive bien y vivirá mejor gracias a Uber. Y no es que haya solicitado un auto para escapar de las críticas y tampoco es que se haya metido de chofer, sino que realizó una inversión en una empresa de movilidad de nombre Uber Technologies.

Getty Images

De acuerdo con El País, Armstrong no tenía idea en qué estaba invirtiendo a inicios de 2009, simplemente facilito 100 mil dólares a su gestor Chris Sacca. Para ese entonces, la empresa estaba valuada en 3.7 millones de dólares.

Armstrong había anunciado su primer retiro en 2008, así que se encontraba preocupado por su futuro e hizo algunas inversiones, antes de regresar al ciclismo y comenzar con la debacle y la suspensión definitiva.

Sin embargo, esa inversión de 100 mil dólares le ha salvado la vida, pues Uber saldrá este viernes 10 de mayo a la bolsa de valores y de acuerdo con El Financiero, será una de las 10 salidas históricas de mayor valor en  Estados Unidos, con un valor cercano a los 82 mil millones de dólares.

Getty Images

Esto significa que los 100 mil dólares que invirtió en 2009, se convertirán en 40 millones de dólares (algo así como 770 millones de pesos), en los bolsillos de Armstrong 10 años después.

Otros inversionistas famosos

Armstrong no fue el único personaje famoso que invirtió en Uber. El actor Ashton Kutcher, la actriz Gwyneth Paltrow, la escritora Arianna Huffington y la cantante Beyonce también le entraron con una lana.

http://instagram.com/sopitasdeportes