Se acabó una edición más de El Clásico entre Real Madrid y Barcelona. Una vez más este partido no decepcionó y nos dio un partido grandioso.

La victoria fue para los culés, que poco a poco se separan en la punta de La Liga. Y así, ademas de los tres puntos que se llevan nos dejan varias lecciones para analizar.

Paulinho sí fue una gran fichaje

Sí, muchos nos reímos cuando el Barcelona pagó 40 millones de euros por un jugador que venía del futbol chino. Ahora todos estamos calladitos y los culés sonriendo porque le atinaron y bien.

El brasileño se suma al ataque como pocos, se están adaptando de gran manera y en este partido se notó su presencia. Estuvo cerca de meter el primero y aportó muchísimo nivel.

Ter Stegen está cerca de convertirse en el mejor

Está David De Gea, por ahí se asoma Thibaut Courtois pero Marc-Andre está muy cerca de ser uno de los mejores porteros del mundo. El alemán peleará por la titularidad de camino a Rusia 2018 si Manuel Neuer sigue lesionado.

Sin problemas sacó tres pelotas que parecían gol seguro y fue pieza clave para el triunfo de su equipo. Con un guardameta así la defensa puede estar más tranquila.

Sergio Ramos no aprende

El capitán merengue tiene una tendencia malísima de perder la cabeza en estos partidos. A pesar de que su temperamento ayuda en muchas ocasiones, también le perjudica y hace cosas que solo se ven en el llanero.

El manotazo a la cara de Luis Suárez era de esas tarjetas amarillas que si sacaban roja tampoco te enojabas. Es el jugador con más expulsiones en la historia del club y a pesar de su veteranía, no aprende.

Benzema como que está sobrando en Madrid

Ni todas las palabras de defensa que diga Zinedine Zidane para su delantero bastarán. Karim de plano no está en su mejor momento y en este tipo de partidos se nota aún más.

El Real Madrid tendrá que traer un delantero punta sí o sí en el mercado invernal. Sea quien sea que pueda ayudar porque están lejísimos de la punta y de poder anotar.

Ni en España gustó el horario

Nos tuvimos que levantar muy temprano y aventar la narración de Francisco Javier González. En México batallamos mucho para ver El Clásico, pero en España tampoco les cayó del todo bien el horario.

Claro, aquí quien manda es Don Dinero y con el mercado asiático seguro veremos cifras estratosféricas cuando salga el rating del partido. Aún así, un poquito más tarde no caería mal para no madrugar tanto.