El Gran Premio de Bélgica del 2021 quedará marcado entre los seguidores y pilotos de la Fórmula 1, entre ellos Lewis Hamilton, después del papelón, tras darse por finalizada después de tres vueltas detrás del safety car (todos los autos formados sin hacer rebases), luego de tres horas y media de espera bajo la incesante lluvia.

La salida del safety car fue suficiente para decretar esas tres vueltas como parte de un carrera bajo el reglamento de la Fórmula 1, por lo que hubo premiación y repartición de la mitad de los puntos (aquí puedes ver cómo quedaron las clasificaciones), lo cual fue calificado de diferentes maneras, no muy positivas.

El papelón de Fórmula 1: Verstappen gana la carrera más extraña en Bélgica
Getty Images

Hamilton se le fue con todo a la Fórmula 1

Entre los críticos saltó Lewis Hamilton, quien durante la premiación fue políticamente correcto durante la entrevista, aunque después de lanzó con todo contra la Fórmula 1.

La transmisión de la carrera tuvo una duración de casi cuatro horas, por lo que a pesar de que no hubo carrera como tal, se cumplió con las obligaciones con la televisión y patrocinadores, y sin bien coincidió en que se decidió correctamente no llevar a cabo la carrera por las condiciones de clima, explotó por la forma de actuar y exprimir el dinero de los aficionados.

“El dinero habló. Literalmente las vueltas para empezar la carrera fueron sólo cuestión de dinero. Si todo mundo obtuvo su dinero, creo que los fans deberían tener el suyo de vuelta también, porque desafortunadamente ellos no pudieron ver por lo que pagaron”, mencionó Hamilton a Sky Sports.

Lewis Hamilton revienta a la Fórmula 1 tras el GP de Bélgica: "El dinero habló y deben devolverlo a los fans"
Sopitas.com

Pide el reembolso a los aficionados

Durante más de cuatro horas, los fanáticos permanecieron bajo la lluvia a la espera de la comunicación del control de carrera, que se limitó a aplazar el reinicio por diversos periodos.

La organización fue severamente criticada porque conocían que las condiciones de clima no iban a mejorar, sino a empeorar debido a los bancos de neblina y la caída de la noche, además de que la pista no iba a deshacerse de los charcos.

“Fue una farsa. Claro que no puedes hacer nada con el clima, pero tenemos un equipo muy sofisticado para decirnos qué pasa y era claro que el clima no iba a mejorar. Sólo deberíamos haber decretado la cancelación, y los más importante, reembolsar a nuestros fans que son el corazón de nuestro deporte”, mencionó.

Sergio Ramírez es periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en Diario Estadio, La Razón de...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook