El tema del día es sin duda Diego Armando Maradona, quien tuvo un día bastante activo, después de confirmarse su continuidad con Dorados de Sinaloa y después ser internado unas horas en una clínica de Buenos Aires, donde se le encontró un ligero sangrado intestinal, el cual va a requerir una cirugía la próxima semana.

La familia de Maradona aseguró que el timonel se encuentra en buen estado de salud y después el propio Diego lo reafirmó en una entrevista a una radiodifusora y que ha sido retomada por Clarín.

“Entré a la clínica con 58 años y salí con 50. Fui a hacerme resonancias. Los boludos (periodistas) son como las hormigas, están en todos lados. No pasó nada. El amor no cambia: todos me desearon lo mejor”.

Mexsport

El Campeón del Mundo en México 1986 dejó en segundo plano su estado de salud, el cual requeriría una pequeña cirugía la próxima semana, para centrarse durante la entrevista sobre su futuro con Dorados, con el cual tiene sed de revancha, después de perder la Final del Apertura 2018 contra Atlético San Luis.

Voy por la revancha. En Dorados me esperan. Yo dije que no a un par de ofertas de México y están orgullosos. El presidente se porta genial conmigo”, dijo el argentino.

Durante la entrevista, Maradona confirmó la salida de Luis Islas, su mano derecha desde el 2016, del cuerpo técnico, después de que no renovara contrato con el equipo mexicano y en su lugar su hermano Eduardo se uniría al cuerpo técnico. “Cambio el cuerpo técnico porque Islas ya toma vuelo solo, seguramente mi hermano se sumará”, dijo.