¡Extra, extra! Los Pumas ya ganaron su primer partido de liga después de imponerse 2-0  ante el último lugar de la tabla general, Querétaro, que sigue sin sumar puntos y la guillotina reclama la cabeza de Rafael Puente.

Pumas se adelantó en el marcador desde lo 15 minutos gracias a Pablo Barrera, quien se animó a disparar fuera del área y encontró la fortuna en el desvío de un zaguero que hizo imposible la llegada del arquero argentino Gastón Navarro, pues antes de tocar las redes el esférico raspó el travesaño.

El último triunfo de Pumas se había registrado el 2 de diciembre, cuando se impuso 3-1 a Tigres en la Vuelta de los Cuartos de Final y desde ese entonces han pasado más de dos meses en los que ha disputado ocho partidos, en los que salió sacrificado el técnico David Patiño.

Más alarmante es la racha de Gallos, pues no gana desde el 27 de noviembre, en la jornada 17 del torneo pasado, por lo que el puesto Rafael Puente ya es cuestionado en el banquillo del conjunto queretano, pues ocupa el último lugar de la tabla general pese a que Veracruz no ha marcado goles, pero suma un punto, mientras que Querétaro es el único equipo que no ha sumado puntos en el Clausura 2019.

Gallos quiso, pero no pudo. El conjunto queretano fue víctima de la presión de sus malos resultados y su escasa producción goleadora. Las pocas opciones de peligro fueron bien controladas por Alfredo Saldívar y en los últimos 10 minutos de juego abundaron los rostros de frustración tanto de los jugadores como de Rafa Puente.

Fue entonces cuando cayó el segundo tanto de Juan Iturbe que sentenció el partido a tres minutos del final y con ello los universitarios llegaron a seis unidades, de las cuales cuatro han llegado desde que Bruno Marioni tomó el cargo como técnico felino.