Después de quedar eliminados de la Copa del Rey frente al Athletic de Bilbao y las toneladas de críticas (Dugarry dice que son un equipo de payasos) que representó el primer fracaso en la era de Quique Setién, el Barcelona está obligado a dar la cara en la Champions y el torneo de liga, en el que enfrentan este domingo al Real Betis.

Hasta la temporada pasada, Setién dirigía al Betis, al cual llegó el mexicano Diego Lainez hace poquito más de un año. El ahora timonel del Barcelona se reencontrara con el mexicano, a quien solía dejar en la banca o de plano fuera de las convocatorias pese a la insistencia de la afición en mexicana en Twitter con el #MetanALainez.

Ya como blaugrana, el estratega recordó aquellos episodios y explicó que el mexicano aún necesita adaptarse al futbol español, el cual dista competitivamente mucho respecto a la Liga MX, en la que era un crack.

“Como todos los jóvenes, necesita de un periodo adaptación y más viniendo de fuera. No es fácil venir de otro país y meterte en una liga tan competitiva como esta en que la situación es totalmente diferente”, comentó el estratega a ESPN.

Getty Images

Lamentó y a la vez agradeció que Andrés Guardado no juegue, ya que se recupera de una lesión, aunque el Barcelona tampoco podrá contar con Gerard Piqué, quien se une a la lista de lesionados, la cual es integrada por el portero suplente Neto, Osumane Dembélé y Luis Suárez.

Tras la lesión de Dembélé, quien se pierde el resto de la temporada, Barcelona puede fichar a un delantero pese a que el mercado de invierno ya cerró, aunque para ello necesitan que la federación otorgue la autorización y una vez que ésta sea otorgada, el objetivo sería fichar “un delantero versátil”.