Por segundo año consecutivo, el pitcher de los Boston Red Sox, Steven Wright, se perderá el arranque de la temporada. En 2018, una cirugía en la rodilla izquierda, además de una suspensión de 15 partidos por violencia doméstica, le impidieron lanzar desde la lomita.

Esta vez, Wright se perderá los primeros 80 partidos de la temporada después de que arrojara positivo en un control antidopaje, que arrojó una sustancia prohibida que ayuda a liberar hormonas de crecimiento para mejorar su rendimiento físico.

Getty Images

Ante esta situación, la MLB dio a conocer su castigo, por lo que el pitcher de 34 años se perderá la mitad de la temporada 2019 y el equipo aceptó dicha sanción.

“Los Boston Red Sox apoyan totalmente el Programa de Tratamiento y Prevención de Drogas Conjuntos de MLB y sus esfuerzos para eliminar del juego sustancias que mejoran el rendimiento. Si bien estamos decepcionados por la noticia de esta violación, buscaremos proporcionar el apoyo adecuado a Steven en este momento”, publicó en un comunicado.

Getty Images

Wright también aceptó el castigo, sin embargo aseguró que no ingirió sustancias para mejorar su rendimiento, “nunca he ingerido nada intencionalmente”, por lo que realizará una investigación para dar con la fuente que arrojó el positivo.

https://instagram.com/sopitasdeportes