En el cierre del mercado de fichajes, Tottenham anunció dos bombazos que sin duda alguna ayudarán a Mauricio Pochettino en la siguiente temporada.

El primero es Ryan Sessegnon, un juvenil de sólo 19 años que dejó muy buenas sensaciones en el último año con el Fulham. El futbolista inglés es polivalente dentro del terreno de juego, ya que puede desempeñarse como lateral, interior o volante, siempre por izquierda.

En la última temporada, Sessegnon jugó 38 partidos, en los que anotó dos goles y dio seis asistencias, una de ellas fue ante el Tottenham en la segunda jornada de la pasada Premier League.

La segunda bomba del Tottenham es Giovani Lo Celso, quien apenas tuvo un año en el Betis pero fue suficiente para demostrar su tremenda calidad. Llegará una temporada en calidad de cedido. El argentino pertenecía al PSG y apenas había sido adquirido por el conjunto bético, por 22 millones de euros.

En su único año con el Betis, Lo Celso jugó 46 partidos, en los que pudo anotar 16 goles y dar seis asistencias, lo que lo llevó a la Selección de Argentina con Lionel Scaloni.

Tottenham sumó así a sus filas a dos refuerzos más, tras la llegada de Jack Clarke, a quien compraron definitivamente y la de Tanguy Ndombélé, quien se convirtió en el fichaje más caro en la historia de los Spurs, procedente del Olympique Lyon.

El debut del Tottenham en la Premier League será frente al Aston Villa como local pero una jornada después se meterán al Etihad Stadium para medirse a los actuales bicampeones, el Manchester City de Pep Guardiola.

http://instagram.com/sopitasdeportes