Getty Images

Así ganaron: Árbitro marcó penal para el Manchester United cuando ya había terminado el partido

La jornada sabatina de la Premier League recién está comenzando y vaya duelazo el que vivimos este día en el Falmer Stadium. El Manchester United iba ganando hasta el minuto 90, los empataron en el agregado, el partido había terminado en empate… pero el árbitro decidió marcar un penal en favor de los ‘Red Devils’, por lo que todo empezó de nuevo y así ganaron.

El Manchester United ha tenido un inicio de temporada complicado y es que pese a que cerraron de gran manera la temporada pasada, ahora les ha costado un poco sacar los resultados. Donny Van De Beek, fichaje del club, se ha ido adaptando de a poco.

Así ganaron: Árbitro marcó penal para el Manchester United cuando ya había terminado el partido

Getty Images

Este día se midieron ante el Brighton, un rival que en el papel no debía significar mayor problema pero que los puso en un aprieto muy serio, llevándolos hasta el límite y provocando algo nunca antes visto en la Premier League.

¿Qué pasó al final del partido entre el Manchester United y el Brighton?

El Manchester United iba ganando este encuentro por 1-2 hasta el minuto 90, por lo que uno creería que el juego ya estaba decidido y los ‘Red Devils‘ lo iban a ganar sin problema… sí, claro.

Resulta que al minuto 90+5, Solly March empató el partido tras un gol casi milagroso, por lo que el juego terminaría en un vibrante empate… o eso es lo que creímos.

El árbitro decidió marcar el final del encuentro al minuto 90+6, todo estaba igualado 2-2 y cada equipo se iba con un punto, hasta que el VAR de la Premier League intervino. Resulta que en la última jugada del duelo, hubo una mano por parte de Maupay, por lo que se analizó la jugada y se determinaría lo siguiente: ¡penal para el Manchester United!

El juego tuvo que reanudarse al minuto 90+10 para que se ejecutara el penal y Bruno Fernandes sería el encargado de cobrarlo; tomó distancia, le pegó fuerte a su lado derecho y con ello ponía en ventaja 2-3 al Manchester United y ahora sí terminaría el encuentro.

Esta es la primera vez en toda la historia de la Premier League que el árbitro termina un partido, marca un penal, lo vuelve a reiniciar y un equipo gana por este hecho. Quizá si el juego hubiera ido 0-2 en favor del Manchester United (o del Brighton) esto no hubiera tenido lugar pero al ser una jugada que sí iba a marcar diferencia, fue que se marcó. ¡Qué locura!