En el campeonato europeo de 400 metros planos se dio una de las hazañas más espectaculares de los últimos días. Floria Guei, de Francia, demostró que la concentración es vital para obtener el éxito en todo.

Ella recibió la estafeta en cuarto lugar y parecía que así terminaría la carrera, detrás de sus rivales pero no sabemos de dónde sacó las fuerzas para convertir el final en algo sumamente increíble, digno de enmarcar.

Vean nomás y hay que aprender muuucho de esto: