La Jornada 16 de la Bundesliga tuvo un partidazo en Dortmund, con el Leipzig rescatando un empate 3-3 en el Signal Iduna Park.

Los locales necesitaban ganar para ponerse a un punto del Leipzig, que es líder de la Bundesliga y por eso a los 23 minutos, Julian Weigl abrió el marcador con un disparo que le botó extraño al arquero para terminar en el fondo de las redes.

Leipzig se quedó cerca del empate con un disparo de fuera del área que terminó pasando por un lado, luego de un error de la defensa del Dortmund.

En la siguiente jugada, Julian Brandt hizo el segundo para los locales que dominaban a placer. El alemán recibió de espaldas, se dio la vuelta muy rápido y fusiló para aumentar la ventaja del Dortmund.

En el cierre del primer tiempo, Roman Bürki se vistió de héroe con un par de atajadas seguidas, que mantuvo la ventaja para el Dortmund.

No obstante en el arranque del segundo tiempo, el arquero regaló un gol de forme increíble. Tras un balón peinado, Bürki quiso despejar con la cabeza pero le dejó el esférico a Timo Werner, quien definió con el arco vacío.

Cinco minutos después, otro error del Dortmund le dio el empate al Leipzig. Julian Brandt retrasó el balón para dejárselo a Timo Werner, quien sólo tuvo que quitarse al arquero para hacer el 2-2.

Dos minutos después respondió el Dortmund con otra gran jugada. Marco Reus recibió por derecha, retrasó para Jadon Sancho y el inglés, luego de acomodarse definió de pierna derecha dentro del área.

Parecía que el Dortmund se saldría con los tres puntos para poner en riesgo el liderato del Leipzig, pero Patrick Schick entró de cambio para empatar el partido.

Tras otro error en la defensa del Borussia, el delantero disparó de pierna zurda para mandarlo a guardar y hacer el 3-3.

El empate deja al Dortmund con 30 unidades, mientras que el Leipzig seguirá en la cima con 34 y por lo menos en esta jornada, nadie lo bajará.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook