Si bien hay partidos donde una jugada de fantasía se roba el show, también pasa que algunas peleas son más recordadas que todo el partido, pues aunque esta vez no hubo que lamentar, esta batalla campal es de las más ‘burdas’. En la liga de basquetbol de Filipinas se desató una riña debido a un golpe en los genitales, pues seguido de esto hubieron burlas, golpes, bailes y muchos recuerdos a las mamás de los rivales.

Golpe en los genitales inició una batalla campal en un partido de basquetbol

Foto: Fleesport

Todo suscitó en el duelo entre el TNT KaTropa y los Phoenix Pulse en la PBA Commissioner’s Cup de Filipinas. El partido en sí no estaba dando mucho; el TNT se encontraba arriba en el marcador 72-93 y los minutos finales ya eran de mero trámite pero una jugada desafortunada causó dicha batalla campal y en serio tienes que ver lo que pasó.

Terrence Jones, ex jugador de Houston Rockets y New Orleans Pelicans en la NBA, y al filipino Calvin Abueva, se enfrascaron en una riña ‘accidental’, pues en una jugada el americano iba cayendo al piso y en una de esas le dio un golpe en los bajos al jugador local, dejándolo tendido. En lugar de ver que estuviera bien, se dispuso a hacer un baile de burla, lo que provocó la furia del rival.

En la jugada siguiente, cuando se reanudó el juego, fue ahora Abueva el que provocó la batalla campal, pues en una jugada fue buscando al mismo Jones y acto seguido le acomodó un golpe en la cara, tendiéndolo en el piso y generando gran molestia en todos los jugadores y haciendo que se enfrentaran unos con otros, por lo que comenzó un ‘ligero reparto de golpes’.

Se hizo una ‘bolita’, algunos se pegaron aunque tampoco pasó a más y aunque las cámaras se fueron a la acción dentro de la cancha, lo que importaba era el filipino Calvin Abueva, pues se puso a bailar al igual que lo hizo Jones pero este se lució sobre una banca, dando muestra de que la venganza era lo más importante en ese momento.

Golpe en los genitales inició una batalla campal en un partido de basquetbol

Foto: Fleesport

Al final Calvin Abueva fue expulsado y sancionado de forma muy severa: quedó suspendido de forma indefinida y debió pagar 20 mil pesos de multa (unos 1.000 dólares). Por su parte, Terrence Jones fue castigado con cerca de 27 mil 500  pesos de multa (unos 1.400 dólares).

El TNT KaTropa acabó imponiéndose a los Phoenix Pulse por 114-88 en un partido que probablemente sea recordado por este extraña pelea.