Batman: de Caballero Encapuchado a Caballero de la Noche

El día de ayer, una de las figuras más icónicas de los años 60 falleció después de una larga batalla contra la leucemia.

El día de ayer, una de las figuras más icónicas de los años 60 falleció después de una larga batalla contra la leucemia. Con 88 años de edad, el legendario Adam West abandonó este mundo, dejando un hueco muy grande para llenar.

Mientras que la carrera de West incluyó varios programas de televisión y películas, casi todos lo recuerdan por su interpretación del Hombre Murcielago.

Cómico, psicodélico y bailarín, son algunos de los adjetivos que hacen que los fans modernos del personaje se rasquen la cabeza al ver el programa de West. Entonces, ¿cómo es qué el personaje se acabó convirtiendo en el Caballero de la Noche?

Batman

Un poco de historia.

Apareciendo por primera vez en las páginas de Detective Comics en 1939, la creación de Bill Finger y Bob Kane nos trajo la historia de Bruce Wayne, excéntrico multimillonario que se encarga de enfrentar al crimen de Ciudad Gótica.

Utilizando el miedo y la superstición de los criminales, Bruce utiliza su propio miedo para intimidar a los truhanes al vestir un traje de murciélago.

Batman

Mientras que el origen de este personaje ha seguido siendo el mismo desde 1939, en sus primeras apariciones, Batman tomaba la justicia por su propia mano, convirtiéndose en juez, jurado y ejecutor. Llevando una pistola consigo, Batman era completamente indiferente al destino de los criminales que enfrentaba, matándolos de ser necesario.

Después de la introducción de su secuaz, Robin, se implementó la regla de oro que caracteriza al personaje sobre los demás héroes. A partir de 1940, Batman dejó de matar a los criminales.

Batman y Robin

Con esto se fue buscando a un público más infantil, dejando un poco de lado os elementos Pulp y Noir de los primeros números. Pero no sería hasta la década de los 60 que el personaje encontraría su lugar como una de las figuras más reconocidas del cómic.

Además de tener que lidiar con la violencia de los cómics originales, Batman se vio asediado por la controversia de su relación con Robin. Incluso, ambos se ganaron el sobrenombre de “El Dúo Ambiguo”, ya que muchos veían la relación entre Bruce Wayne y Dick Grayson como homosexual.

En 1966, y después de varios cambios realizados como consecuencia del Código de Autoridad de los Cómics, Batman llegó a la televisión con un programa bastante cursi y alejado de los orígenes oscuros del personaje.

Claro, de no haber sido por el carisma de Adam West, esta serie no hubiera sido un éxito. Música disco, colores psicodélicos y mucho, mucho Bati Twist, colmaron las pantallas de televisión por dos años.

A pesar de ser un éxito descomunal, la naturaleza absurda de la serie comenzó a hartar a la gente, llevando a su cancelación en 1968.

Nuevamente, Batman se encontraba ante la posibilidad de ser cancelado, pero en 1986, el escritor y dibujante Frank Miller, regresaría al personaje a sus orígenes y le añadiría algunos de los aspectos que lo definen hasta el día de hoy.

Batman: el Caballero de la Noche

Contándonos el regreso de un Batman ya entrado en años, El Regreso del Caballero de la Noche, retomó su postura como vigilante, dándole sendas palizas a quien se le pusiera enfrente.

Dejando la regla de no matar, Batman pasó del personaje que bailaba al ritmo del twist, a una especie de militar con una misión, con uno que otro toque de fascismo. Es así que el Caballero Encapuchado se convirtió en el Caballero de la Noche y pues… el resto es historia.

Si bien ya no hay lugar para la versión ridícula y chistosa de Adam West, el verlo bailar al ritmo del twist siempre nos sacará una sonrisa.

Descanse en paz Sr. West y sin importar donde se encuentre, esperamos que se la pase de lo lindo sacándole brillo a la pista de baile.


Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)