Después de sorprender al mundo con su actuación en The Witch y Split, Anya Taylor-Joy se ha convertido en una de las mejores actrices en el cine de terror.

Sobre todo del director Robert Eggers, con quien trabajó en The Witch y quien la volverá a dirigir en el remake del clásico de vampiros, Nosferatu:

La película clásica de 1922 y que se ha convertido en la base de todas las películas de vampiros, volverá a la pantalla grande en 2018-2019. Desde un principio el director la había buscado para el proyecto, pero con la apretada agenda de Taylor-Joy con películas como X-Men: New Mutants y Glass, no se había podido concretar nada.

Pero gracias a Variety, sabemos que formará parte del elenco de Nosferatu, filme ya ha tenido algunos remakes, como el de Werner Herzog en 1979, así como un grandioso recuento de la producción de la película en el año 2000 con Shadow of the Vampire: