Han pasado ya unos meses desde que J.K. Rowling anunció la llegada de una nueva serie de eventos mágicos a la pantalla grande. Pero a pesar de que eso generó muchísimas expectativas, también hubo un buen número de opiniones negativas que vieron la luz.

Si hacemos buena memoria, recordaremos que durante cuatro días seguidos, se hizo propaganda de que

Fantastic Beasts and Where to Find Them se encontraba en camino, por medio de una publicación tituladaHistory of Magic en North America (que en español se traduce como Historia de la Magia en Norteamérica)”. Esta más que nada nos hablaba de cómo un hechicero británico realizaba un viaje hacia Estados Unidos, sólo para darse cuenta de que existían muchas amenazas para los suyos en ese país.

Todo tuvo lugar en la década de 1920, donde la historia tiene un par de giros inesperados cuando una simple y breve parada, se convierte en toda una aventura que envuelve a varias criaturas increíbles del mundo mágico. Por esa parte está genial, pero el aspecto no tan padre cobró forma gracias al poco conocimiento que Rowling tenía acerca de la historia estadounidense.

¿Qué fue lo que ocurrió?

Bueno, todo tiene que ver con ciertas áreas sensibles en la historia de los Nativos Americanos. Rowling describió a la comunidad de hechiceros entre los ya mencionados, como “unos expertos en la magia con plantas y animales, así como en la creación de pociones”, sin saber que accidentalmente había caído en un estereotipo que caso siempre se considera ofensivo.

Las cosas se tornaron peor cuando escribió que las varitas mágicas habían tenido origen en Europa, ya que algunos consideraron que hacía ver al continente como el centro de la innovación. Esto automáticamente hizo que varios fans y otras comunidades se lo tomaran a pecho, ya que los Nativos Americanos sólo tenían su “magia de la tierra”, mientras los europeos eran descritos como una clase superior con varitas y todo.

Nativos Americanos

También hubo controversia por los juicios en Salem, ya que juegan un papel importante en la segunda parte de History of Magic in North America. Dentro de la crónica de la escritora, uno de los más grandes problemas era la migración de varios magos y hechiceras conocidos como “Scourers” , a quienes describió como “bandas de hechiceros mercenarios de varias naciones extranjeras, que formaron un escuadrón brutal cuyo propósito era cazar no sólo a criminales conocidos, sino a cualquiera que tuviera un alto valor monetario”.

Gracias a las acciones de estos malhechores, las consecuencias derivaron en la ejecución de algunos magos y personas inocentes, sin mencionar la total prohibición para los hechiceros de establecerse en cualquier lugar de Estados Unidos. Sin duda es un hecho curioso, sobre todo cuando todo pierde el sentido si tomamos en cuenta que estos juicios dejaron de ser legales desde 1702.

Juicios de brujería en Salem

Estos dos temas son sólo un ejemplo de algunas cosas que no salieron muy bien a la hora de presentar una nueva historia en la franquicia. Pero cada uno de estos fueron incluidos sin intención de ofender a nadie, más que nada eran para poder expandir el universo mágico que todos conocemos y amamos.

Cabe mencionar que a nosotros no nos afecta directamente, debido se está hablando de una cultura vecina y sobre todo, porque se trata de una historia ficticia.

Lo único que nos queda es ver qué tal quedó Fantastic Beasts, que se estrena el 18 de este mes. ¿Ustedes ya están listos para ver a Newt Scammander hacer de las suyas?

Newt Scammander - GIF