David Bowie era un genio artístico. Y esa afirmación no sólo la podemos comprobar con su enorme carrera como músico, sino también con su faceta como actor de grandes películas que van desde la fantasiosa Labyrinth (1986), la erótica y sensual The Hunger (1983), su participación como agente en Twin Peaks: Fire Walks With Me (1992) de David Lynch y muchas otras en las que simplemente salió como David Bowie como el drama alemán Christiane F (1981), Zoolander (2001). Sin embargo, hay una película que sirve como ejemplo perfecto para que nadie ponga en duda su talento.

Se trata de la producción mitad japonesa titulada Merry Christmas, Mr. Lawrence de 1983 dirigida por el director nipón Nagisa Ōshima. En este filme, con Bowie en el papel principal, se cuenta una de las historias menos navideñas (para que el título no te confunda) y más dramáticas del séptimo arte. Y no, tampoco se trata de un cuento de terror, sino de una historia de guerra y amor en la que las diferencias culturales juegan un papel determinante.

Para que nos entiendas, Furyo, como también se le conoce, trata la llegada del coronel Jack ‘Strafer’ Celliers (Bowie) a un campo de prisioneros japonés durante la Segunda Guerra Mundial. Hasta aquí, todo va normal y no hay nada nuevo; sin embargo, el verdadero drama comienza cuando uno de los oficiales japoneses, Yonoi, comienza a sentir una atracción homoerótica por Celliers dentro de un ambiente masculino donde los valores de valentía, honor y gloria son impuestos con firmeza.

La explosión cultural que retrata esta película, relacionada con el título y la promesa de volver por parte de un soldado, termina convirtiéndose en una de las mejores cintas de guerra de la época en medio de una ola de grandes producciones (con icónicos directores) que tocaban el mismo tema como The Deer Hunter y Apocalypse Now, a finales de los 70, y Platoon y Full Metal Jacket a finales de los 80.

Así que si esta Navidad simplemente no tienes ganas de ver algo típicamente navideño, puedes honrar la memoria de Bowie viéndolo en acción en uno de sus papeles más importantes y dramáticos. Recuerda, si quieres un poco del siglo XX, soldados de guerra, diferencias culturales e historias de amor y pasión fallidas que no podrían terminar, Merry Christmas, Mr. Lawrence es ideal para ti.