Si alguien dice “Oscar”, todo mundo salta. Y ahora, 60 maquillistas que trabajaron en Bright, la mega producción de Netflix, saltaron pero de la impresión y enojo cuando se enteraron que esta película va a competir por un premio en la categoría de Mejor Maquillaje y Peinado… entonces, ¿cuál es el problema? Que se les olvidó ponerlos en los créditos.

Cuando la Academia reveló que Bright entraría en la contienda por esta categoría (al menos una después de las terribles y horribles críticas que ha recibido), 60 artistas protestaron al decir que no fueron incluidos en los créditos finales a pesar de haber participado en la creación de los efectos de maquillaje que requerían horas y horas de trabajo, sobre todo con los actores que salían de Orcos.

La empresa studioADI, encargada de los efectos, lanzó un statement oficial en el que reclama la omisión de estos 60 trabajadores reclamando también que no han recibido el crédito que merecen.

Pero no es sólo eso, la compañía  dijo que hay situaciones en las que se cometen esta clase de errores, pero lo que hizo Bright va más allá de un simple error, pues omitieron a TODOS los de studioADI. “Todo nuestro equipo fue dejado fuera de los créditos… hasta que se resuelva, pensamos que sería mejor postear la lista completa de los increíbles chicos que trabajan en el equipo de ADI”.

¡Ay, Bright! Tendremos que esperar a que Netflix, David Ayer o alguien responda y haga algo al respecto, porque un Oscar no es cualquier cosa.