'Clickbait': ¿Vale la pena ver la miniserie de Netflix con Zoe Kazan? Entretenimiento
Adrian Grenier como Nick en 'Clickbait' / Foto: Netflix

‘Clickbait’: ¿Vale la pena ver la miniserie de Netflix con Zoe Kazan?

Vimos 'Clickbait', miniserie original de Netflix protagonizada por Zoe Kazan. Y acá les contamos si vale la pena o no echarle un ojo.

Hace unos días se estrenó Clickbait en Netflix como parte de su catálogo de producciones originales. Este miniserie, casi de manera inmediata, saltó a los primeros lugares entre las tendencias de México. ¿Algoritmo? Tal vez. Pero ante la duda, decidimos ver sus ocho episodios (entre 40 y 50 minutos de duración cada uno) y contarles si vale la pena o no.

Ckickbait

Zoe Kazan como Pia Bewer en ‘Clickbait’ / Foto: BEN KING/NETFLIX © 2021

Clickbait en Netflix

Para empezar, les hemos de contar de qué trata (sin spoilers). En Clickbait conocemos a la familia Bewer conformada por Pia y su hermano Nick, quien está casado y tiene dos hijos adolescentes. Pia parece no tener una buena relación con Sophie, su cuñada, y durante una cena para celebrar el cumpleaños de su mamá, se pelean.

Al día siguiente, después de que Pia sale de fiesta, se entera que su hermano es el protagonista de un video que está circulando en internet. Nick aparece golpeado mostrando dos carteles donde se puede leer “Abuso de mujeres” y “Maté a una”. Si el video llega a 5 millones de reproducciones, Nick muere. 


Pia y Sophie acuden a la policía para enfrentarse a un montón de problemas y dudas respecto al paradero de Nick (por ejemplo, no lleva ni 12 horas desaparecido), el origen del video (pensado en todo lo que ocurre en la red y no es real), el morbo que ha generado el video entre los usuarios, y lo que significan los mensajes que aparecen en el video respecto a la violencia contra mujeres.

Lo bueno

Catfishing

Clickbait pone de la manera, aunque sea de manera superificial, un tema importante: suplantación de identidad, la cual se facilita a través de recursos digitales y se le conoce como catfishing. La manera más fácil de describirla es cuando alguien se hace pasar por otra persona a través de un perfil falso en redes sociales o apps.

Los objetivos de tomar una identidad falsa son variados, y van desde las estafas, extorsiones o acoso. Entre las apliaciones para citas, el catfishing es un caso común, por lo que las apps han creado algunas herramientas para prevenir la práctica y ayudar a las personas que lo utilizan a identificar posibles casos.

Sin embargo, hay reportes de que en la pandemia las víctimas de catfishing aumentaron por la necesidad de contacto y establecer relaciones a través de una pantalla. En Clickbait, el origen del problema es el catfishing en el que una persona es capaz de robar imágenes de un perfil que no sea privado, y sumarse a distintas aplicaciones con nombres falsos.

Clickbait

Betty Gabriel como Sophie en ‘Clickbait’ / Foto: Netflix

¿Qué se puede subir a la red?

La red es tan amplia que parece no tener límites; o mejor dicho, parece imposible poder regular todas las actividades que se llevan a cabo. La mayoría de las personas que tienen conexión a internet, lo utilizan para trabajar, checar nuestras redes sociales (echar chisme, pues), subir y consumir contenido, enterarnos de lo que sucede del mundo de manera inmediata y generar conversaciones (algunas más agresivas que otras, eso sí).

Es importante reconocer que las y los usuarios “regulares”, no escapamos de algunas partes bastante complejas como la generación de discursos de odio que incitan a la violencia contra comunidades marinadas, contenidos violentos por sí mismo (videos de maltrato animal, por ejemplo), la polarización, la desinformación o el reforzamiento de estereotipos dañinos.

¿Quién o quiénes tienen la última palabra para decir qué se puede subir y qué no? Nick aparece en un video donde reconocería que abusó de mujeres y mató a una; a partir de eso, su vida está condicionada por un número específico de reproducciones en manos de millones de [email protected] desconocidos. Y además, la noticia se difunde en medios nacionales, lo que causa aún mayor interés en ver el video sin oportunidad de rastrearlo. Clickbait nos hace pensar que todo y nada es posible en la red.

Clickbait

Adrian Grenier como Nick en ‘Clickbait’ / Foto: Netflix

Lo malo

Situaciones absurdas

El primer episodio de Clickbait es interesante porque es la presentación de toda la situación: la desaparición de Nick, la salida del video, las acciones de la policía y las reacciones de la familia en cuanto a creer si de lo que se acusa es verdad o no. Pero todo lo que sigue a partir de esto, las revelaciones detrás de todo el asunto, son por decir menos… absurdas y tontas.

La historia de Clickbait se construye en que los protagonistas hacen todo lo que no deben hacer. Por ejemplo, parece que Nick creó varias cuentas en apps de citas para establecer relaciones con mujeres y engañarlas. Su familia considera que son falsas y alguien más se hizo pasar por él.

¿Qué sucede? Uno de sus hijos conversa constantemente con un perfil anónimo al que le cuenta todo lo que se sabe de la investigación. Y eso no es todo, sino que le envían una dirección de encuentro a la que decide ir… sí, después de creer que alguien robó la identidad de su padre. ¿Por?

Y además, pasa de todo (y sin dar un buen seguimiento) para aumentar la tensión en lo que la audiencia descubre qué pasó con Nick, si realmente era culpable de los delitos de los que se le acusó y quién está detrás de todo esto. Hay infidelidades, supuestas infidelidades, enemigos cercanos, amigos que nadie conocía, relaciones inexistentes. De la nada surgen un sinfín de situaciones que no determinan absolutamente nada en la historia, ni siquiera son relevantes.

Clickbait

Detective Amiri y Pia en ‘Clickbait’ / Foto: BEN KING/NETFLIX © 2021

La intriga NO se centra en la culpabilidad/inocencia de Nick

Es interesante pensar que si Nick abusó de mujeres y es responsable de la muerte de una (sin saber cómo), merece estar en el video y que su vida dependa del click de millones de personas con acceso a internet. ¿Merece estar ahí?, ¿es válida la justicia por propia mano?, ¿somos responsables si se lleva a acabo la amenaza de su muerte y nos convierte en hérores si es culpable? 

Preguntas válidas en un momento en el que surgen denuncias de manera anónima, por razones diversas, y que ponen a un supuesto culpable en la mira. Pero va más allá cuando la vida de Nick parece depender de usuarios y usuarias en internet. Interesante, ¿no?

Clickbait falla en centrar su historia en su primera premisa para confundir a los espectadores con un montón de situaciones que no son relevantes y que en algún punto te juzgan si piensas que Nick es realmente culpable de haber violantado a mujeres. Hay pruebas válidas que muestran que podría ser culpable, pero ninguna llega a un punto relevante en el que la audiencia pueda emitir un juicio sin sentir señalada. 

Clickbait

Imagen de ‘Clickbait’ / Foto: Netflix

¿Un final que parece improvisado?

Después de que se revelan los secretos peor guardados, llega el final de la serie. Y lamentamos decir que parece que se lo sacaron de la manga para provocar sorpresa. Vamos de nuevo: nos muestran personajes que presentan todos los elementos para ser culpables o estar relacionados con la desaparición de Nick. Y la persona que menos aparece, resulta estar involucrada.

Habría sido sensacional que la serie llevara la audiencia de la mano en su camino por descubrir quién es Nick y quién está detrás de todo. Pero lo único que hace es confundirla con situaciones absurdas y no ayudar ni siquiera a crera empatía con los protagonistas. Nunca los llegamos a conocer porque de un episodio a otro (son 8), cambian su desarrollo para hacernos creer algo que no es relevante.

Clickbait

Nick Brewer en ‘Clickbait’ / Foto: Netflix

Veredicto

Como decíamos al principio, este texto no pretende decirles “Sí, la deben ver” o “Déjenla pasar y ahórrense 8 horas de su vida”. Sin embargo, seremos claros. Si no ven Clickbait, no se pierden de una buena serie ni mucho menos. Tampoco se pierden de una historia que apunta a un tema de actualida que es abordado a profundidad (lamentablemente).

Si deciden verla, tampoco pasa nada. Tiene algunas sorpresas que si bien no son relevantes, no quitan que quieras enterarte de qué sigue. Si les sirve, Netflix confirmó una segunda temporada de Clickbait. No se sabe qué sucederá, pero los creadores ya dijeron que la historia da para mucho y se puede poner más interesante y compleja. No estamos tan [email protected], pero estaremos pendientes.

Series, películas y más: Estos son los estrenos que llegan a Netflix en septiembre

Top Relacionadas
:)