Llego un domingo más de ‘Game of Thrones’ y después de todo lo que vimos en este segundo capítulo de la serie, sólo podemos decir: OLOV. Pero a ver, a ver, vamos por partes para digerir todo lo que nos dio este nuevo episodio, que a pesar de no tener muertes ni batallas, sí nos dejó con el ojo muy cuadrado, sobre todo por lo que pasó con Arya Stark, uno de nuestros personajes favoritos

1.- Jaime llegó a Winterfell para echar de cabeza a Cersei

Primero -y tal y como nos lo dejó ver el adelanto de hace una semanaJaime Lannister llegó al norte para decirle a todos que Cersei los timó y que no va a luchar con ellos para vencer al Night King. Sin embargo y a pesar de la desconfianza de todos, Jaime se queda gracias a la intervención de Brienne of Tarth, quien le dice a los Stark y a Daenerys que aunque es un Lannister, ella sabe que sus intenciones son buenas (y que sí quiere sobrevivir, obvio).

Eso no le agrada del todo a la Reina de Dragones (porque fue Jaime quien mató a su padre y teme que le haga lo mismo) sobre todo cuando Tyrion interviene por su carnal, pues eso la hace dudar sobre su decisión sobre que él sea su mano real.

 

2.- Jaime le pidió perdón a Bran Stark

Cuando Jaime está “confesando” frente a los Stark, afirma que todas las cosas malas que han hecho han sido por su casa y su familia, a lo que Bran responde “Las cosas que uno hace por amor”, las mismas palabras que Jaime le dijo cuando arrojó al pequeño Stark de la torre en la primera temporada (sí, cuando los encontró dándole vuelo a la hilacha). Todos nos quedamos de 😱 sobre todo Jaime, que más tarde va a pedirle una disculpa al ahora Cuervo de tres ojos, que le dice que no lo odia y que él ya no es el Bran Stark a quien conoció hace años.

3.- Jorah Mormont interviniendo por Tyrion Lannister con Daenerys

Jorah Mormont, eterno aliado y enamorado de Dany, le confiesa que se sintió traicionado cuando se enteró que Tyrion Lannister se había convertido en la Mano de la Reina. Aún con eso, Mormont aboga por el pequeño Lannister y le dice a Daenerys que no se moleste con Tyrion y que lo perdone por defender a su hermano Jaime. Jorah le afirma a la reina que Tyrion Lannister es un hombre inteligente y que todos se equivocan, como él cuando la traicionó, pero que en todo este tiempo le ha demostrado lealtad y que no merece que lo retiren de su cargo.

4.- Sansa Stark y Daenerys intentaron llevarse bien, pero nomás no

Si hay una dificultad con la que Dany ha estado lidiando a su llegada a Winterfell, esa ha sido la relación que tiene con Sansa Stark, la hermanastra de Jon (bueno, la supuesta), a quien nada más no puede ganarse. En una parte del episodio, Sansa y Daenerys comienzan a platicar, y la Reina de Dragones le jura que ella no está manipulando a su hermano para ganar la guerra y que en realidad sí lo ama. Todo bien hasta que la dama de Winterfell le pregunta quién reinará sus tierras en caso de que ganen la batalla, pues ella no quiere volver a estar bajo el yugo de nadie. Obvio Dany no contesta nada porque tiene sed de poder y el poco avance que había conseguido se va a la basura.

 

5.- Theon Greyjoy regresó para pelear por Winterfell

Theon Greyjoy sabe que tiene una deuda con los Stark, así que sigue el consejo de su hermana Yara y regresa al norte para ofrecerle a Sansa pelear por Winterfell, si se lo permiten. Aunque nos queda más que claro que en el pasado Theon la regó y gacho, al parecer Sansa Stark ya no está tan enojada con él como antes, pues lo abraza y de hecho, casi al final del capítulo podemos ver que lo mira con ojos de borrego a medio morir. ¿Será que Lady Sansa se está enamorando de Theon Greyjoy?

 

6.- Ya están armando la estrategia de batalla para enfrentar al Night King

La batalla más grande que hayamos visto en la historia de Game of Thrones está a punto de ocurrir. Es por eso que Jon, Daenerys y todos sus aliados ya se han reunido para discutir lo que hay que hacer. Para empezar, toman la decisión de que Bran Stark se quedará en las criptas, pues el Night King lo vigila y eso no es bueno para ellos. También se quedará Tyrion Lannister, quien al principio no quiere pero que lo convence Dany al decirle que le sirve más su mente de estratega que sus habilidades de combate.

7.- Missandei y Gusano Gris comienzan a pensar en su futuro

Nuestra pareja favorita comienza a dudar sobre si quieren estar con Daenerys Targaryen en caso de que ganen la batalla contra los White Walkers, pues extrañan su tierra natal y no están muy cómodos con el ambiente en Winterfell, tanto del clima como de la manera de ser de la gente. Ambos platican sobre su lealtad a la reina, y su deseo de luchar contra sus enemigos, pero se cuestionan qué será de ellos una vez que Dany llegue al codiciado Trono de Hierro.

8.- Jaime Lannister nombró “caballero” a Brienne of Tarth

Uno de los momentos que nos sacaron la lagrimita en este capítulo fue cuando Jaime Lannister decide cumplir el sueño de vida de Brienne of Tarth y la convierte en caballero. Durante una plática con vinito que tienen Tyrion, Brienne, Jaime, Podrick, Tormund y Ser Davos, Brienne (cuyo corazón podrían andarse desquitando Jaime y Tormund), les dice que su deseo siempre ha sido tener ese título. Jaime le dice entre caballeros se pueden nombrar caballeros, toma su espada y la nombra caballero de los siete reinos. Todos aplaudieron y fue hermoso.

9.- Arya Stark perdió su virginidad con Gendry Baratheon

EL PUNTO MÁS IMPACTANTE DE ESTE CAPÍTULO. Desde que comenzó la última temporada (nah, desde que se conocieron) todos notamos que había cierta química entre Arya Stark y Gendry Baratheon. Entre bromitas pesadas y otros guiños, nos hacían pensar que ahí habría algo, y no estábamos equivocados.

Arya y Gendry comienzan a hablar de cuántas mujeres ha tenido el hijo bastardo de Robert Baratheon (desde ahí notamos los celos de la valiente Stark con él) y después la joven le confiesa que no sabe si sobrevivirán a la lucha que se avecina, y que no quiere irse a la tumba sin saber lo que es estar (en el ámbito sexual) con alguien. Segundos después, ¡pum!, los dos se besan, se desvisten y terminan juntos en la cama. No lo esperábamos, la verdad.

10 puntos del segundo capítulo de la última temporada de 'Game of Thrones' que nos dejaron con el ojo cuadrado

10.- Jon Snow le reveló a Daenerys que él es Aegon Targaryen

En el capítulo anterior Samwell le dice a Jon que es hijo de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen, por lo que él es el heredero legítimo del trono. Durante todo el capítulo vemos que Jon está bien diferente con Daenerys y al final, en las criptas, Snow no tiene más remedio más que revelarle la verdad a su amada, y le confiesa su verdadera identidad.

Daenerys entra en shock y casi en estado de negación le pregunta a Jon si está seguro de lo que le han dicho, pues sólo Bran y Sam lo saben, por lo que podría ser una mentira. Obvio no lo es y Jon le dice que está seguro de eso. Al parecer la Madre de Dragones ahora sabe que ella no es la heredera del trono, y que está enamorada de su sobrino, algo que crea un momento incómodo en el peor momento, pues los White Walkers están a punto de llegar a Winterferll para la gran batalla entre vivos y muertos.