Si algo hemos aprendido de John Wick, además de que prácticamente es un ejército comprimido en un solo hombre, es que tiene un gran amor por los perritos. Por otro lado, parece que los gatos son más como sus adversarios. Por extraño que parezca, estos animales se han puesto en el camino de sus últimas hazañas de una forma bastante peculiar y hasta existe una entrevista para probarlo.

Esta curiosa historia llegó a internet gracias a una entrevista reciente que tuvo Entertainment Weekly con Halle Berry y el director Chad Stahelski. Ambos explicaron que, durante la filmación de ciertas escenas de la película, que se hicieron en la ciudad de Esauira, en Marruecos, tuvieron un problema con algunos felinos de la zona.

Para entender por qué estos animales causaron tantos problemas en el rodaje de la cinta, es importante saber una cosa: las personas en Marruecos no son muy fans de los perros, pero adoran a los mininos. Por esa razón es que los gatos callejeros tienen una actitud un poco despreocupada en aquel lugar.

“En invierno, cuando visitamos la ciudad en busca de localizaciones para la película, no vimos muchos, así que dijimos: ‘Bueno, hay algunos gatos, pero dedicaremos un equipo a retirarlos de las zonas donde tenemos que rodar y asunto resuelto’”, dijo Stahelski durante la exclusiva.

Obviamente, las cosas no resultaron tan sencillas como lo imaginó el cineasta, ya que los felinos no dejaban de pasear por donde les diera la gana y hasta parecía que querían interrumpir la filmación a propósito.

“Cuando volvimos para rodar había miles de gatos, y te puedo asegurar que los gatos marroquíes tienen unas pelotas de acero”, agregó el director. “No se asustan con nada ni con nadie. Nos vimos forzados a construir metros de vallas. Eran gatos callejeros, pero igualmente no íbamos a maltratarlos, así que decidimos crear recintos cerrados, meterlos dentro y alimentarlos mientras duraba el rodaje. Llegaron montañas y montañas de gatos. Gastábamos más dinero en comida de gato que en lo que comía el equipo de rodaje”.

Y si pensaron que ese había sido el final de los problemas, se equivocaron, porque todavía faltaba un obstáculo más. La escena de John Wick que debían filmar en Marruecos incluía perros, así que ya se podrán imaginar lo divertido que fue tener que lidiar con una especie que, básicamente, era su enemigo natural.

John Wick 3

Imágenes de IMDb

“Fue un poco el caos”, comentó Halle Berry. “Por un lado, estaban los perros corriendo, por otro Keanu y por otro un montón de extras corriendo desde distintas direcciones. Alrededor de todo eso había tantos gatos que era muy complicado mantener a los perros concentrados en la escena. Tuvimos que repetir partes de la escena una y otra vez y otra vez”.

A pesar de que el desarrollo de la película tuvo tremenda complicación, el rodaje de ‘John Wick: Chapter 3 – Parabellum’ se completó exitosamente y todos pudieron seguir con su vida. Ahora, nuestra misión como público es no dejar que su esfuerzo haya sido en vano, así que no está de más darse una vuelta por el cine a partir del próximo 17 de mayo, que es el día de su estreno.