Esta semana, el 25 de enero, se cumplieron 10 años desde que fue transmitido el primer episodio de Skins, serie británica que marcó a una generación de jóvenes y que sigue atrapando nuevos fans a pesar del paso del tiempo. La clara prueba de esto es que existen tres generaciones distintas de personajes en un lapso de siete temporadas, aunque las más querida y aclamada por los fans son las primeras dos.

Mientras el mundo estaba cautivado con otros programas juveniles como The O.C., Skins –cuyo nombre se basa en las “sabanas” para hacer cigarros– se arriesgó a presentar a la juventud moderna de una forma más real, (aunque un poco exagerada).

Unos cuantos chicos de preparatoria con familias disfuncionales que se la viven consumiendo drogas y alcohol, sufriendo por infidelidades, amores no correspondidos, homofobia, problemas religiosos, trastornos alimenticios, y sobreviviendo a todo tipo de tragedias constantemente que están acompañadas de un buen soundtrack.

Cada personaje era tan diferente que les dedicaban un capítulo especial por separado. Sólo el último de cada temporada era enfocado a todos. Por eso mismo crearon selecciones de canciones diferentes con artistas como The Hives, The Chemical Brothers, Yeah Yeah Yeahs, The Fall, Gossip, Mogwai, DJ Shadow, Dandy Warhols, Grizzly Bear.

Existe un pequeño episodio de una gran fiesta secreta, en el que la banda encargada de poner el ambiente es Foals. Pero no se trata de esos Foals que ahora son mundialmente conocidos, con un vocalista adorado por las chicas y ese poderoso sonido que han presentado en muchos festivales. Unos Foals más frescos donde todos sus integrantes a penas pasaban de los 20 años y poseían su etiqueta math rock.

 

Entre tantas temporadas la música fue cambiando y adaptándose, sin olvidar algunos clásicos. Cada tragedia estaba acompañada de una canción adecuada para el momento, así como en cada fiesta y escenas irreverentes se prestaba la oportunidad a la perfección de mejorar el momento gracias al soundtrack. Este ha sido uno de los atractivos principales de la serie por años, al seguir presentando bandas vigentes y ofrecer varias propuestas para cada tipo de adolescente.

Uno de los momentos más icónicos, es el final de la primera temporada, después de que los personajes sufren una serie de tragedias y uno de ellos interpreta un cover a “Wild World” de Cat Stevens. La esencia de la serie podría describirse en esta escena que logra atraparte con vibras melancólicas.

 

 

Diez años después de su estreno el panorama de la música ha cambiado. Actualmente pocas series han tenido el mismo impacto con un soundtrack fresco. Algunos de sus actores fueron nominados al Oscar, y otros siguen muy activos en varias películas y series.

¿Tardaremos mucho en tener otra serie como Skins?

Afortunadamente alguien decidió crear una monstruosa playlist con más de 400 canciones que van apareciendo en momentos claves. También hay otros sitios web que se encargan de decirte, en qué preciso momento fue tocada cada una.