Zendaya y John David Washington. / Fotos: Getty Images

¡Zendaya y John David Washington grabaron una película en cuarentena!

Poco a poco el mundo está regresando a la ‘nueva normalidad’, los países están abriendo espacios y la gente sale a las calles para intentar rehacer su vida. Mientras tanto, las producciones de series y películas aún no vuelven, pues todavía no se definen por completo las medidas que tomarán durante las grabaciones para evitar contagios de coronavirus, pero Zendaya y John David Washington no perdieron el tiempo en esta cuarentena.

Resulta que la protagonista de Euphoria y la estrella de TENET, aprovecharon que la producción de la serie de HBO se detuvo y que la próxima cinta de Christopher Nolan aún no llega a los cines para trabajar juntos. Para ser más específicos, ambos grabaron en secreto una nueva cinta llamada Malcolm & Marie, la cual se grabó por completo en medio de la pandemia.

Zendaya y John David Washington grabaron una película en cuarentena

Adam Driver y John David Washington en los Screen Actors Guild Awards de 2019/ Foto: Getty

También puedes leer: CAMBIAN LA FECHA DE ESTRENO DE ‘TENET’, LA PRÓXIMA PELÍCULA DE CHRISTOPHER NOLAN

Aprovechando la cuarentena para grabar

De acuerdo con Indie Wire, esta película de John David Washington y Zendaya fue dirigida por Sam Levinson, el creador de Euphoria. El rodaje de esta cinta se dio entre el entre el 17 de junio y el 2 de julio en la Casa Caterpillar en California. Aunque se filmó en secreto, los gremios del cine supuestamente aprobaron la producción y el elenco y el equipo de rodaje grabaron bajo estrictos protocolos de seguridad contra el coronavirus. 

Según la misma fuente, la trama de esta película es un tanto similar a lo que vimos el año pasado con Marriage Story, protagonizada por Adam Driver y Scarlett Johansson. Se centra en una pareja que se encuentra en crisis y están buscando la manera de solucionar sus problemas, pero a todo esto se le suman conflictos sociales que el mundo está experimentando en este momento.

Zendaya y John David Washington grabaron una película en cuarentena

Zendaya en los AAA Art Awards de 2020/ Foto: Getty

¿Y a todo esto, ¿cómo le hicieron para grabarla evitando contagios?

Desde hace algunos meses, Hollywood lanzó una serie de medidas que tomarían en dado caso que el gobierno de Los Ángeles los dejara regresar a grabar. Sin embargo, tanto Zendaya como John David Washington y el resto de la producción estuvieron encerrados en la mencionada Casa Caterpillar en Carmel, California, un lugar descrito como una maravilla arquitectónica de vidrio con conciencia ambiental.

Según Deadline, todo el reparto y el equipo de producción vivieron en distanciamiento social durante dos semanas antes de llegar a dicha casa, y cada vez que los miembros del elenco o del equipo se reunían, lo hacían en espacios socialmente distantes como cuando caminaban para ir a las locaciones. Además, absolutamente todos debían usar cubrebocas sin excepción alguna y se les hizo una prueba de COVID antes de trabajar.

Los actores ensayaban en un estacionamiento para poder mantener su distancia antes de que terminara la cuarentena de dos semanas. A nadie se le permitió salir o entrar en la propiedad durante la filmación. La producción contó con no más de 12 personas en el set en un momento dado y algunas de las precauciones tomadas incluían controles de temperatura al principio y al final de cada día.

Siempre se permitía tiempo extra para que el equipo de rodaje higienizara el set y el equipo. Ningún miembro de la producción podía estar en contacto con los actores sin el equipo de protección personal adecuado. Los sets se montaban con mucho tiempo de anticipación para limitar al equipo, y el director los dirigía por videollamada.

Zendaya y John David Washington grabaron una película en cuarentena

Escena de la película compartida por Zendaya/ Foto vía Twitter: @Zendaya

¿Quién los ayudó con los vestuarios?

Para terminar, John David Washington y Zendaya se encargaron de manejar ellos mismos de ponerse los trajes, maquillaje y hasta los micrófonos. Los actores estaban en un área de espera separada mientras esperaban en el set, manteniendo la distancia con todo el equipo. Obviamente hubo algunas escenas donde ambos tuvieron que estar muy pegaditos, pero siempre corroboraron que ninguno tuviera síntomas de COVID-19. 

En cuanto a la comida, siempre se envolvía individualmente (no como lo hacen en una cafetería), con agua embotellada disponible en todo momento, platos y cubiertos desechables y el café lo servía en el set una persona designada específicamente para esa tarea en tazas desechables. Al final, con sana distancia y toda la cosa, pudieron filmar una película completita, la cual aún no sabemos cuándo se estrenará, ¿cómo ven?