La división Tangible Media Group del MIT está desarrollando un material para ropa deportiva bastante innovador.

El material en cuestión se llama Second Skin y está hecho con células de Bacilus subtilis, una proteína de origen de origen natural que también utilizaron para crear un helado que no se derrite.

Las células se expanden y contraen respondiendo a la humedad de la atmósfera. En el caso de Second Skin, el material cuenta con agujeros que se abren cuando el cuerpo del que lo usa se calienta y empieza a sudar.

El proyecto es liderado por Hiroshi Ishii y Lining Yao quienes son ingenieros en el MIT junto a la colaboración de la diseñadora de moda Oksana Anilionyte.

El nombre comercial de las prendas hechas con Second Skin es Biologic y aquí hay un video promocional:

Definitivamente son cosas como esta las que nos hacen darnos cuenta que el futuro es ahora.

Via Gizmodo

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook