Tesla Motors - Automóviles Geek

Tesla podría estar buscando gente para probar su piloto automático

Tesla Motors, la compañía de vehículos eléctricos perteneciente a Elon Musk, continúa buscando nuevas maneras de mejorar la tecnología de sus vehículos, enfocándose especialmente en su sistema de manejo autónomo. De hecho, dicen las malas lenguas que actualmente la compañía está buscando voluntarios para analizar esta característica desde el asiento del piloto.

Esta información llegó a internet gracias al sitio Electrek, que supuestamente obtuvo un correo electrónico que guardaba los detalles acerca de estas pruebas. La fuente dice que este comunicado fue escrito por el mismísimo Musk y asegura que sus nuevos softtare y hardware de “Autopilot” son mucho más efectivos que nunca.

Tesla Motors - Automóviles

Fotografía de Justin Sullivan//Getty Images

“El nuevo programa de conducción automática tiene más del 1000% de capacidad que el hardware anterior”, Musk exclamó en el correo electrónico. “Ahora necesita unos pocos cientos de participantes internos más para probar las nuevas capacidades posibles gracias a la red neuronal de Tesla, que se han calificado como la computadora más avanzada del mundo para la conducción autónoma”.

Además, el CEO de la compañía también reveló que está desarrollando su propio chip de inteligencia artificial, esta vez sin la ayuda de terceros. Todo para mejorar la tecnología que tienen los coches actuales, que sólo pueden mantenerse en su carril, frenar repentinamente y salir de lugares de estacionamiento.

Ahora, debido a que desde 2016, Tesla Motors sacó el sistema de Autopilot de sus automóviles, este nuevo sistema tendrá un costo adicional para quienes deseen adquirirlo. El precio de este aditamento es de tres mil dólares, más otros cinco mil por un asistente de manejo que se necesita para navegar con mayor eficiencia.

La idea de estos avances es que se puedan superar los límites del sistema anterior, de modo que, en 2019, los vehículos ya puedan cambiar carriles, estacionarse solos, salir de estacionamientos y autopistas, evitar cualquier tipo de obstáculo sin movimientos bruscos y, por supuesto, conducir largas distancias sin que el usuario tenga los ojos en el camino. Esto último será un poco complicado, porque hasta ahora, nadie ha confiado totalmente en una inteligencia artificial para transportarse de manera segura.

Para los empleados que deseen probar la nueva función de manejo, el costo de los ocho mil dólares no se aplicará, según detalló Musk en su correo. Con esto en mente, sólo falta ver quienes prestarán sus coches para probar esta tecnología.

Comenta con tu cuenta de Facebook