Abuelita llama a la policía porque tiene hambre; le van a cocinar a su casa

El mundo está lleno de historias increíbles. Aunque a veces las noticias negativas son las que se llevan los titulares, siempre es un levantón hablar de lo bueno que pasa en todos lados. Hoy les queremos contar la historia de una abuelita italiana que llamó a la policía porque tenía hambre y le mandaron a dos patrulleros para cocinarle algo.

Esta linda historia la compartió la cuenta oficial de la Polizia di Stato (Policía del Estado), en Italia, quienes platicaron que la mujer de 87 años les llamó de emergencia porque tenía mucha hambre pero que no podía cocinar por los dolores que tenía.

Instagram @poliziadistato_officialpage

Cuentan que la abuelita se encontraba sola y que su cuidador no había ido ese día a su casa. Por lo que se vio obligada a pedir ayuda como mejor lo supo hacer. “Ayúdenme, estoy sola, tengo hambre y no puedo cocinar”, dijo a la operadora. Una vez que tomaron sus datos, enviaron a los policías mas cercanos a ayudarla con un trabajo culinario

Pero antes de empezar a prepararle unos ricos ravioles, los policías tuvieron que enfrentarse a un reto mayor que de encontrar todos los instrumentos necesarios para hacer pasta en una cocina ajena. Ya que la señora no se podía levantar de su cama, le fue imposible irles a abrir la puerta de su casa. Afortunadamente los policías contactaron a un vecino que tenía llaves y ahí empezó la fiesta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

A #Firenze una signora di 87 anni ha atteso invano il rientro della badante per cena. Con il figlio lontano, si è ritrovata sola in casa e costretta a letto per via della sua patologia. Mentre in lei montava la disperazione ha avuto l’idea di chiamare la Polizia. Una Volante è andata a Coverciano dove risiede la donna e grazie ad un vicino i poliziotti sono riusciti ad entrare in casa con sua grande gioia. I due agenti se la sono cavata bene ai fornelli e hanno preparato un bel piatto di ravioli al sugo che la signora ha mangiato in compagnia⠀ Anche questo è il nostro #essercisempre ⠀ #poliziadistato #poliziotti #squadravolanti #firenze #italianpolice

Una publicación compartida por Polizia di Stato – Italy (@poliziadistato_officialpage) el

Ya adentro, los policías encontraron a la señora en su habitación y se la llevaron al comedor. Ya estando ahí, su pusieron sus delantales al estilo Master Chef y le prepararon la cena. “Para nosotros esto también es estar siempre pendientes”, expresaron en la publicación.

“A los dos agentes les fue bien en la cocina y prepararon un buen plato de ravioles con salsa que la señora comió con amigos. Esto también es nuestro”, finalizó el comunicado de la Policía del Estado.

Pareja en Sinaloa canta en las calles para juntar dinero y así mantener a su bebé

Por la ternura de la historia, y el gran servicio de la policía, se ha hecho viral en todo el mundo, demostrando que los policías no son malas personas. Sino las malas personas a veces son policías.