Con razón al ciudadano común no le cuadra su percepción del estado del país con la muy optimista visión que el gobierno federal ofrece a diario. Pues cómo va a ser, si para que eso suceda el primero tendría que tener conocimientos nivel Sheldon Cooper, al menos eso sugirió EPN.

Mientras se echaba uno más de sus discursos de despedida, esta vez en Baja California Sur, el presidente Peña Nieto pidió al respetable no evaluar su gobierno con base en lo que ven sus ojos: no por los periódicos plagados de notas relacionadas con inseguridad, hechos de corrupción y violencia. Eso sólo está en este universo, si tuvieran acceso a los universos paralelos… la cosa cambiaría.

Imagen relacionada

¿Neta? Nah… de hecho, el presidente no explicó una forma relacionada con la cuántica (física, o cualquier ciencia en que se aplique) para comprobar la eficacia de su administración. Más bien, en un discurso se quiso ver muy “acá” y terminó cayendo en uno más de sus clásicos #EpicFail, al solicitar al ciudadano irse a la “base cuántica” para hacer un balance del gobierno saliente.

“No hay que irse con lo que uno piensa, con lo que uno imagina, sino que hay que tomar la base cuántica, o los números que realmente permitan hacer un balance objetivo de cuánto se ha avanzado”, pidió el mandatario.

Bueno, ni tan “acá”. El discurso no tenía nada de elaborado y la palabra que el presidente quiso usar el “cuantitativa”. Así, el presidente pidió a los ciudadanos irse a las nada maiceadas cifras oficiales de su gobierno para determinar qué tan buena fue su administración. No sean gachos y vayan a hacerlo pasar a la historia como uno de los peores presidentes de la historia del México moderno. ¿Será?, ¿a quién le podría arrebatar el puesto?

Y bien, quizás éste sea uno de los últimos fails de EPN quien, semana tras semana, dio material a comediantes, moneros y hacedores de memes, de buen material con que trabajar. Siempre será el rey de reyes (de los memes).