En algún punto de nuestras vidas, todos hemos pensado que la pipí y la cerveza se parecen muchísimo, para no decir que son casi idénticas. Por obvias razones, eso sólo es en cuanto apariencia; pero gracias a la tecnología de unos científicos belgas, la transformación de una a la otra podría terminar convirtiéndose en un ciclo.

Por si no nos dimos a entender, tratábamos de decirles que algunos genios de la Universidad de Ghent, en Bélgica, crearon una máquina que opera a base de luz solar, la cual puede convertir la orina en agua bebible y fertilizante. Ya en ese punto, el agua reciclada se usa para convertirse en cerveza.

maquina-orina-cerveza

Durante un festival musical en Ghent, alrededor de 1,000 litros de orina fueron recolectados y transformados en cerveza, gracias al proyecto #peeforscience. Pero la cosa no termina ahí, ya que los desarrolladores dicen que hay planes para instalar más de estas máquinas en estadios de futbol, centros comerciales y aeropuertos, si todo sale bien.

Esto sólo nos deja con mucho que pensar, porque desde cierto ángulo, la cerveza es uno de los inventos más maravillosos creados, pero por el otro… bueno, no deja de ser pipí.

sirviendo-cerveza

¿Ustedes usarían esa máquina?

Vía theladbible