Jaguar negro WTF?

Como cuando te intentas tomar una selfie junto a un jaguar y te ganas un viaje al hospital

Justo cuando dábamos por hecho que toda la banda sabía que con los animales salvajes no se juega, aparece una mente brillante que nos demuestra lo contrario. Esta mujer no sólo se acercó peligrosamente a un jaguar, sino que intentó tomarse una selfie con él. Obviamente, las consecuencias no fueron precisamente divertidas.

El incidente tuvo lugar en el Wildlife World Zoo, Aquarium and Zafari, ubicado en la ciudad de Phoenix, Estados Unidos. Es considerado como el zoológico más grande en el estado de Arizona. Ahí, una tipa (cuya identidad no fue revelada) quiso llevarse un recuerdo genial de su visita, pero sólo consiguió un viaje al hospital, directamente a la sala de urgencias.

No conocemos todos los detalles de la historia, pero algunos de los testigos dijeron que la mujer cruzó una barrera para poder estar más cerca del enorme felino, simplemente con el objetivo de tomar una foto. El jaguar hembra no apreciaba la presencia de la extraña, por lo que la recibió con un golpe fuerte, dejándole una herida desagradable en su brazo.

Las afiladas garras del jaguar desgarraron fácilmente la piel de esta chica; técnicamente parecía que había cortado un trozo de papel. Algunas de las personas presentes durante el incidente tomaron algunas fotos y videos. A pesar de que no se trata de heridas mortales, los usuarios de internet más sensibles de internet pensarían que no eran agradables a la vista.

Mujer que fue atacada por un jaguar

Fotografía de Adam Wilkerson

“Sin pensarlo, no tenía idea de lo que iba a ver y sólo corrí hacia el lugar”, declaró Adam Wilkerson, la primera persona en ayudar a la mujer durante el ataque. “Vi a la otra chica contra la cerca con su brazo atrapado en las garras del jaguar”.

De acuerdo con un comunicado emitido por el zoológico, esta muchacha irresponsable se encuentra fuera de peligro debido a que fue atendida rápidamente. Si somos completamente francos, ella tuvo mucha suerte, ya que desde 2011, Estados Unidos ha registrado por lo menos 259 muertes debido a gente intentando tomarse fotos cerca de los animales.

Finalmente, los empleados del Wildlife World Zoo declararon que el jaguar en cuestión no sería sacrificado, ya que no fue culpable de que una persona cruzara la zona de seguridad para acercarse a su entorno. En nuestra opinión, tomaron una buena resolución, porque el pobre animalito no tiene la culpa de que algunas personas carezcan de sentido común.

“Podemos prometer que nada le pasará a nuestro jaguar”, dijo el zoológico en una publicación. “Ella es un animal salvaje y había barreras precisamente para mantener a nuestros invitados a salvo -no es culpa de la criatura que estas se hayan cruzado-. De todas formas, enviamos oraciones a la mujer y su familia “.

Comenta con tu cuenta de Facebook