¿Cómo limpiar y desinfectar tu computadora (antes y después) de usarla?

Puede que en estos momentos estés empezando a hacer home office o quizá estés apunto de hacerlo, todo gracias a la enorme contingencia que está comenzando en en nuestro país por el tan mencionado COVID-19 –mejor conocido como coronavirus–. Es muy probable que tengas tu computadora (ya sea de escritorio o laptop más limpiecita que la casa de tu abuelita) pero justo ahora no está de más echarle más ganas a la hora de desinfectar, sobre todo si apenas te vas a quedar en casa. 

De acuerdo con Mashable, algunas empresas importantes en cuanto a equipo de cómputo se refiere han lanzado algunas recomendaciones para que todos los usuarios sepan con qué productos limpiar y de qué manera sus computadoras. Aunque aún no se ha comprobado que el coronavirus pueda estar presente en equipos como estos, ni siquiera en los celulares que tenemos casi todo el tiempo con nosotros, más vale prevenir y no escatimar a la hora de tener todo en orden.

Es por eso que por acá te contaremos que sí y que no debes hacer a la hora de dejar guapa tu pc, antes o después de chambear largo y tendido desde la comodidad de tu hogar.

Que no debes hacer

Comencemos con lo que ni loco debes hacer, porque nos preocupamos por ti y queremos evitarte una catástrofe (pa’ pronto que en plena conferencia por Skype se te desconchinfle la computadora). El primer paso es no tener encendida o conectada a la corriente eléctrica tu computadora a la hora de limpiarla o desinfectarla, sí sabemos que esto puede ser demasiado obvio, sobre todo tratándose de algo tan delicado, pero no vaya a ser la de malas.

Una vez que tienes tu compu como si fuera un pisapapeles, evita a toda costa usar agua para limpiarla, pues puede quedarse dentro de las rendijas de tu computadora. Tanto Apple como Microsoft dejan muy claro que hay que tener mucho cuidado con los líquidos que utilizamos a la hora de aventarle un trapazo, y hacen hincapié en que sí se pueden utilizar toallitas desinfectantes, pero… debes checar muy bien de qué está hecho porque podrías arruinar los componentes y materiales con los que está hecha tu computadora. Sobre todo la marca de la manzanita hace mucha énfasis en esto.

Foto: Especial

Bueno, ¿entonces con qué puedo limpiar mi compu?

Bien, ahora que ya sabes que debes apagar todo, desenchufar todo y tener cuidado con los líquidos, puede que estés preguntando, ¿entonces con qué sí puedo limpiarla? Bueno, empresas como Microsoft recomiendan que para limpiar el teclado lo primero que debes hacer es tenerlo boca abajo para sacudirlo de manera suave y con precaución (recuerda que es tu compu, no es para que  en una carnita asada).

Esa es la forma más fácil de deshacerse de un montón de residuos en masa. No hace falta decirlo, pero es preferible hacerlo sobre un bote de basura o cualquier otro lugar que pueda atrapar los residuos del teclado. Para una limpieza más profunda, justo en los espacios más complicados, sí será necesario que uses aire comprimido (responsablemente).

Una vez que ya quitaste las migajas de papitas que había en tu teclado después del maratón de películas que te aventaste, es hora de tratar con los gérmenes. Las toallitas desinfectantes funcionan bien para los teclados. Apple cedió en esto la semana pasada después de años de recomendar no usarlas en sus equipos. Para este paso asegúrate de limpiar suavemente y lento, tampoco es como para que lo talles como si no hubiera un mañana. La página de los de Cupertino también recomienda toallitas con un 70 por ciento de isopropilo pero si tienes de esas toallitas por ahí, deberías sentirte seguro de usarlas.

La última alternativa que ofrece la empresa de Bill Gates es utilizar el método tradicional, agua y jabón. Sí al principio te dijimos que el agua quedaba cancelada, pero espera, que aún no terminamos. Para esto necesitas un paño suave y sin pelusas, como el que utilizas para limpiar tus lentes, una vez que lo tengas échale muuuuy poquito jabón y agua, exprímelo lo más que puedas para evitar que se meta en los espacios más vulnerables y pásale el trapazo con mucho cuidado. Pero como te dijimos, esto solo es por una emergencia.

Ahora sí, no hay pretexto para tener tu computadora llena de pelusas y de restos de comida.