Foto: Rancheros del Sur

Costilla y Adoboada: De las calles a ser “guardias de seguridad” de un restaurante

Últimamente hemos visto cada tendencia en internet que es mejor ni mencionarlas, no valen la pena. Pero hay otras realmente fantásticas que hacen de este mundo un lugar mejor. Para continuar con la última moda que vale la pena hablar, les queremos contar la historia de Costilla y Adobada, dos perritos rescatados, adoptados y ahora son empleados de tiempo completo en un restaurante de Toluca.

Costilla y Adoboada fueron adoptados y ahora trabajan en un restaurante en Toluca

Foto: Rancheros del Sur

Adobada, una hembra muy bonita, y Costilla, un macho muy galán, ahora trabajan en un restaurante de carne asada al carbón en el Valle de Toluca llamado Rancheros del Sur. Su trabajo consiste en la seguridad del local, quienes lo han resguardado desde los primeros días de su adopción. La historia cuenta que una vez adoptados en la construcción del local, os trabajadores decían que eran unos excelentes vigilantes porque el material se dejó de perder desde que ellos llegaron.

La historia de Costilla y Adobada

Esta linda historia se remonta tres años en el pasado, cuenta Nataly Urquiza, community manager del restaurante a Unotv. Adobada y Costilla se aparecieron cuando Rancheros del Sur apenas se estaba construyendo. Los trabajadores de la construcción le avisaron a los dueños que había dos perritos merodeando por el lugar y que eran muy nobles. El problema es que estaban en muy mal estado físico.

Foto: Rancheros del Sur

Afortunadamente, encontraron en los nuevos dueños del terreno a unas buenas personas que los empezaron a cuidar y alimentar. Esto empezó desde la inauguración del restaurante en mayo del 2017 y hasta la fecha. Tanto Adobada como Costilla reciben cuidados de su veterinario que por lo menos una vez al mes les da un buena baño y una inspección física.

“Para nosotros ha sido una enorme alegría ver cómo han crecido Adobada y Costilla junto con nosotros”, dijo Nataly Urquiza. “Cabe recalcar que desde que los adoptamos, siempre les hemos dado de comer croquetas, ya que los residuos de comida suelen ser muy pesados para los animales, todo esto por los condimentos y grasas con la que se preparan los alimentos”.

También puedes leer: PERRITO CALLEJERO ENCONTRÓ CASA Y EMPLEO; SE LLAMA SILICON Y YA TIENE HASTA UNIFORME

Costilla y Adoboada fueron adoptados y ahora trabajan en un restaurante en Toluca

Foto: Rancheros del Sur

¿Cómo es el día de Costilla y Adobada en el restaurante?

Básicamente el día para estos perritos es estar sueltos en el estacionamiento del restaurante. Si bien su trabajo es de guardias de seguridad, ellos son demasiado amigables como para proteger el local. Ahora lo mejor que saben hacer es moverle la cola y darle la bienvenida a todos los clientes que llegan a Rancheros del Sur.

Después de un día de mucho jugar y mover la cola, a ambos les toca disfrutar de sus croquetas bien ganadas a las 7 de la noche. A veces les juntan las croquetas con latitas de carne para perro, las cuales son sus favoritas. Así que ya saben, si un día se dan una vuelta por este restaurante, seguro los reciben los perritos Adobada y Costilla con una buena movida de cola.